Cartel anunciador.

“El futuro del medio rural pasa porque los jóvenes se queden en el territorio y trabajen en él” explica la diputada delegada de Iniciativas Locales de la Diputación Provincial de Huesca (DPH), Miriam Ponsa. Para lograrlo, “debemos ayudar a todos los que apuestan por ello, tanto a las empresas que contratan a jóvenes como a los propios jóvenes que deciden instalarse como autónomos en sus pueblos para poner en marcha un negocio”.

Con este objetivo, la DPH ha publicado la convocatoria de ayudas al fomento del empleo juvenil en el medio rural, que cuenta con un presupuesto para 2020 y 2021 superior a los 314.000 euros.

“Hemos de impulsar y respaldar las iniciativas empresariales y de trabajo que presten servicios en el medio rural y que vertebren nuestra provincia” añade Ponsa, “tenemos que conseguir que las personas puedan elegir vivir en cualquier punto del Alto Aragón con opciones reales de progresar y de tener un futuro”.

La convocatoria, publicada en el Boletín Oficial de la Provincia, contempla dos líneas: una para jóvenes desempleados de la provincia que se establezcan como trabajadores autónomos, y otra de apoyo a la contratación a menores de 30 años por parte de empresas instaladas en municipios de menos de 5.000 habitantes o Sabiñánigo, en este caso por el crecimiento demográfico negativo que ha presentado este municipio en los últimos años.

Proyectos subvencionables
Autónomos: serán subvencionables los gastos derivados de la puesta en marcha y funcionamiento de las iniciativas de autoempleo surgidas como consecuencia de las ayudas durante los 12 meses siguientes al alta.

Empresas: serán subvencionables los gastos laborales de los contratos que se realicen en el marco de esta convocatoria, que pueden incluir desde el contrato, alta laboral, nóminas o seguros sociales.

Cada una de las subvenciones concedidas estará cofinanciada por el Fondo Social Europeo y la Diputación Provincial de Huesca.