Foto: SobrarbeDigital
Foto: SobrarbeDigital

La Diputación Provincial de Huesca (DPH) dispondrá para el próximo ejercicio de 72 millones de euros, una cifra igual a la de 2018 y que se ha alcanzado tras un arduo trabajo presupuestario que ha posibilitado conciliar las competencias propias de la DPH como es el apoyo a los ayuntamientos de la provincia, sobre todo a los más pequeños, como las nuevas competencias delegadas por el Gobierno de Aragón, como es la puesta en marcha del Servicio Provincial de Extinción de Incendios y Salvamento (SPEIS).

Así como, el mantenimiento de las ayudas a los colectivos sociales por su contribución de cara a los más desfavorecidos y el desarrollo de políticas y acciones que se consideran imprescindibles para el desarrollo de un territorio en pleno siglo XXI, como es el servicio de banda ancha en toda la provincia, que está realizando esta institución de forma pionera en todo el país.

Así lo han presentado, este lunes, en rueda de prensa el Presidente de la institución, Miguel Gracia, y el responsable de la Comisión de Hacienda y Recaudación, Fernando Sánchez, tras celebrarse la reunión de este último órgano, paso previo para ser aprobados previsiblemente en la sesión plenaria del jueves.

En esta Comisión, los grupos PSOE y PAR han respaldado el documento presentado, y el grupo del PP y de Cambiar Huesca se han abstenido.

Miguel Gracia ha explicado los retos de los que van a ser los últimos presupuestos elaborados en esta legislatura: “siguen estando constreñidos por las imposiciones legales que atenazan a la administración local, que incluso disponiendo de recursos propios, no puede invertir”, ha dicho.

Entre los diversos indicadores del presupuesto hay uno significativo: mientras que en el presente ejercicio el gasto en personal ha sido del 17,1%, para 2019 pasa a un 24,4%. En este aspecto, Fernando Sánchez se ha referido al esfuerzo de la institución para asumir un servicio delegado como es el de los bomberos y que, como ha recordado, ha supuesto incrementar en casi un 50% el gasto en personal.

Miguel Gracia ha explicado también la importancia del mantenimiento de las partidas en Servicios Sociales con el fin de contribuir al respaldo de todas aquellos entidades y otras entes que ayudan a colectivos más vulnerables.

En la presentación de los presupuestos, Miguel Gracia ha argumentado la firme apuesta que esta institución sigue realizando por políticas y acciones que contribuyan a fijar población en el medio rural. Así, ha incidido en los dos elementos que a su juicio son fundamentales para asentar población: trabajo y vivienda.

Con respecto a lo primero, el elemento trabajo, el Presidente de la DPH se ha referido al servicio de banda ancha. “Estamos demostrando ser capaces de que todos los rincones de la provincia estén conectados, ayudando a los ayuntamientos en la administración electrónica, que sus habitantes dispongan de una buena conexión a Internet, que quienes trabajan en los pueblos tengan las mismas oportunidades de accesibilidad que quienes residen en las ciudades, y ofrecerles a todas aquellas personas o empresas que visitan la provincia una óptima conexión a Internet”, ha dicho sobre este servicio que la DPH ha iniciado de forma pionera y sin tener competencias propias sobre el mismo.

En cuanto a la vivienda, Gracia ha explicado en la rueda de prensa que “hay mucha gente que se dirige a la Diputación de Huesca para trasladar su profunda preocupación ante la falta de viviendas que ofrecer a familias que quieran asentarse en el territorio”.

Miguel Gracia.

El Presidente de la DPH ha destacado que si bien esta institución tiene competencias para ayudar y respaldar a los ayuntamientos, no las tiene tan claras para ayudar a los individuos (autónomos, mujeres, empresarios, jóvenes…), más allá de planes concretos como el de la trufa, con lo cual ha reivindicado “como urgente y prioritario que otras administraciones -que sí pueden ayudar y además tienen competencias directas en este sentido- acompañen a la administración local para fijar población en el territorio”.

Por su parte, Fernando Sánchez se ha referido a los principales indicadores presupuestarios y ha explicado que en el proceso de elaboración de estos presupuestos se han atendido “aportaciones realizadas vía enmiendas de todos los grupos políticos. PSOE, PP, PAR y Cambiar Huesca”. El diputado ha agradecido el trabajo de los técnicos tanto de Intervención como del resto de la Diputación de Huesca a la hora de elaborar estos presupuestos.

Hay un punto en el que Fernando Sánchez ha incidido que es el de la financiación de las inversiones: “más del 90% de las inversiones se financiarán con fondos propios de la Diputación de Huesca, cada vez son menos y menores las aportaciones de otras administraciones”.

El diputado se ha referido también a la evolución del nivel de endeudamiento: “Se ha reducido la deuda a 0 con lo cual el dinero que hasta ahora se destinaba a amortizar “se podrá dedicar a políticas y acciones de vertebración y desarrollo de la provincia”.

Tras la buena respuesta por parte de los ayuntamientos del Plan único de Cooperación que se inició en 2018, los presupuestos de 2019 contemplan una segunda convocatoria de este plan que superará los 11 millones de euros y gracias a los cuales los ayuntamientos tienen más autonomía a la hora de decidir el destino y cuantía de sus ayudas, pues no tienen la obligación de aportar el 20% a las inversiones cofinanciadas por la Diputación de Huesca y pueden destinar sus recursos a otras necesidades.

Entre las nueva líneas de apoyo a los ayuntamientos, se prevé que este ejercicio entre en funcionamiento tanto en la Diputación de Huesca como en los ayuntamientos de la provincia el nuevo sistema de gestión que esta institución está implementando gracias a un convenio suscrito con la Diputación de Albacete y que permitirá usar una serie de herramientas encaminadas a agilizar las gestiones a través de la administración electrónica.

Por áreas, Obras Públicas y Cooperación sigue siendo, con el 34,40% el principal destino del gasto de la DPH; seguido de Promoción, Turismo y Medio Ambiente, que supone el 14,53% del total, y de casi el 12% que supone Régimen Interior y Bienestar Social.

Por programas: infraestructuras, vías públicas y accesos suman más del 30% del gasto; Educación más del 9% y Protección Civil y Extinción de Incendios el 8,62%, entre otros.