La Confederación Hidrográfica del Ebro, organismo autónomo, adscrito al Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (MAPAMA), arranca este lunes la campaña anual de control larvario de especies exóticas invasoras en las masas de agua superficiales de la cuenca del Ebro, que se desarrolla cada verano desde hace más de 14 años y que se centra en el seguimiento de larvas de mejillón cebra en 44 embalses, en su mayoría navegables.

Se desarrollará los meses de junio, julio, agosto y septiembre, época más propicia para la reproducción del mejillón cebra y se realizará el seguimiento en 214 estaciones de muestreo. En estas estaciones, se tomarán muestras en superficie y en profundidad, y de carácter cuantitativo y cualitativo.

Se analizarán al microscopio un total de 834 muestras con el objetivo de detectar larvas de la especie invasora.