La imagen corresponde a otra edición. Foto: SobrarbeDigital

Nueva edición en Ascaso de la Muestra de Cine más pequeña del Mundo que arranca este martes 28 de agosto y se prolongará hasta el 1 de septiembre. Ascaso pertenece al término municipal de Boltaña.

La actual programación está configurada por seis largometrajes nacionales e internacionales, y una selección de 16 cortometrajes de los cerca de 700 que se han presentado a esta convocatoria. Junto a las proyecciones, la Muestra ofrece actividades paralelas como la exposición que se extiende a lo largo de la Calle Única de Ascaso.

Tras las obras de Sebastiao Salgado y los retratos de distintas personalidades del cine español realizados por Chus Arcas que se mostraron en las ediciones pasadas, esta vez la exposición estará dedicada a la gente del Sobrarbe que buscaron refugio en Francia durante la Guerra Civil Española.

A lo largo de la Calle Única del lugar, una selección de fotografías cuenta cómo fue la huida de la población civil a través de los Pirineos, tras los bombardeos aéreos que sufrió la localidad de Bielsa hace 80 años.

En esta edición se acercarán a Ascaso, José Díaz (director, guionista y protagonista de la película inaugural “100 días de soledad”, martes 28 ago.) y Jo Sol (director del largo “Vivir y otras ficciones”, viernes 1 sept.). También el actor de esta última cinta, Pepe Rovira. Todos participarán en los tradicionales coloquios en la Era del Cine tras cada proyección; al igual que los periodistas cinematográficos Juan Zavala (canal TCM) y Antonio Martínez (Cadena Ser), que vendrán a presentar “Tiempos Modernos”.

La inmortal película de Charles Chaplin es la elegida este año para la sesión Clásicos en Ascaso, pase especial del festival que se celebra desde la primera edición. También esta proyección promete ser especial, pues contará con música en directo, compuesta e interpretada sobre el escenario de la Era por el grupo BSO JAZZ BAND (anteriormente, Cromosoma3), que ya actuó en la pasada edición con la proyección de “El acorazado Potemkin”.

También, una de las sesiones vespertinas de Ascaso en corto estará dedicada a los jóvenes cineastas de Aragón y contará con la presencia de Gala Gracia, Pili Palomero y Pablo Adiego, directores de los tres cortometrajes seleccionados para esa tarde. Cerrará el festival otra joya cinematográfica actual: “Visages Villages” (Caras y lugares), el último documental de la famosa realizadora Agnès Vardá, mito vivo del cine francés.

En Ascaso además tienen lugar distintas actividades populares como la comida popular del sábado, a la que acuden antiguos vecinos de la aldea y del resto de la Comarca, con el posterior concierto que ofrecerá la banda folk ribagorzana Mosicaires.

Otra de las propuestas de la Muestra es la entrega del Premio Ascaso, que reconoce cada año el esfuerzo de personas o instituciones por acercar el cine independiente al medio rural. El galardón, sin dotación económica, es un reconocimiento a esa trayectoria con una escultura que cada año crea y dona el artista de Aínsa Jesús Sanz.

Este año, la asociación que organiza el festival he decidido otorgarlo al profesor Ángel Gonzalvo Vallespí, del IES Pirámide de Huesca, que en 1999 inició el proyecto «Un Día de Cine”, programa al que hoy están adscritos más de cien institutos de Aragón.

Para la realización de la Muestra de Cine de Ascaso es importante el apoyo de sus patrocinadores, muchos de ellos fieles desde las primeras ediciones. La reconocida Bodegas ENATE apoya un año más el festival y ofrece un crianza D.O. Somontano etiquetado especialmente con el cartel de esta edición -repite con otro diseño original la ilustradora holandesa Anneke Koster-.

Además, en la mañana del viernes, ENATE ofrecerá a los asistentes la ya tradicional cata de vinos en la borda. La mejor calidad de proyección y sonido viene de parte de la casa zaragozana Millán Pro, con resultados que nada tienen que envidiar a cualquier sala de cine comercial. El prestigioso canal de cine clásico TCM, patrocina la noche dedicada al clásico (Jueves 31 de agosto).

Y el Centro de Vacaciones Morillo de Tou, aldea recuperada por CC.OO. hospedará en su hotel a los cineastas invitados al festival.

Por otro lado, se calcula que este año la asistencia podría ser de 600 personas distintas a lo largo del festival -cuyo aforo máximo en cada proyección nocturna es de 220 personas- y supondría una inyección económica en la zona cercana a los 90.000 euros. Y, además, la limpieza del entorno, la acometida de puntos de agua, que la asociación realiza con sus voluntarios, permiten evitar incendios forestales.

Más información en www.cineascaso.org