Foto de archivo.

La estabilidad ha marcado el número de donaciones de sangre en 2019, ejercicio en el cual el Banco de Sangre y Tejidos de Aragón ha superado el volumen de unidades registrado en 2018, tanto en el total como en las aféresis.

En concreto, en 2019 se registraron 42.566 donaciones de sangre, 403 más que en 2018 (un 0,96% más). Esta cifra, que sostiene los datos de los últimos ejercicios (en 2017 se incrementó en un 0,098% con respecto a 2016, mientras que en 2018 se redujo un 1,4%), ha permitido satisfacer las necesidades de los hospitales aragoneses durante todo el año.

Entre los datos extraídos, destaca el que corresponde a las donaciones por aféresis, que ha superado en 2019 el objetivo de las mil que se marcó la entidad pública al inicio del ejercicio. Cerca de 350 donantes se han sumado ya en la comunidad a este tipo de donación, que permite un mayor rendimiento al extraer solo aquellos componentes sanguíneos necesarios (plaquetas, plasma, hematíes), lo que posibilita a su vez que el donante pueda donar con mayor frecuencia y por lo tanto, se contribuye a su fidelización. El resultado de su compromiso han sido las 1.086 donaciones registradas, frente a las 961 de 2018, lo que supone un incremento de 125 unidades (un 13,01% más).

“Queremos agradecer la labor de los donantes de sangre que día a día muestran su compromiso con la salud de los aragoneses. Gracias a su labor podemos satisfacer las necesidades de los hospitales de nuestra Comunidad. Todos ellos están contribuyendo a que cientos de pacientes se beneficien de un tratamiento transfusional de calidad y eso merece todo nuestro reconocimiento”, indica la directora gerente del Banco de Sangre y Tejidos de Aragón, Carmen Garcés.

Por provincias, Zaragoza es la que registró un mayor número de donaciones (32.131), seguida por Teruel (6.208) y Huesca (4.227), provincia que continúa con el repunte iniciado el año pasado.

Más jóvenes
Por otra parte, también son positivas las cifras referentes al número de donantes, subiendo tanto el número de personas que donaron por primera vez (4.474, un 6,20% más que en 2018) como el número de jóvenes donantes. En 2019 donaron 3.494 personas con edades comprendidas entre los 18 y 25 años, 401 más que el año anterior, lo que supone un incremento de casi un 13%. “El aumento en esta franja de edad nos permite contemplar un panorama en el que el relevo generacional es una realidad”, apunta Garcés.

Para alcanzar este objetivo, el Banco de Sangre y Tejidos de Aragón ha continuado durante 2019 con diferentes acciones cuyo fin es difundir la cultura de la hemodonación entre los jóvenes. En esta línea destacan el proyecto EducoDono, dirigido a alumnos de ESO, Bachillerato y grados medios y superiores; los talleres infantiles Al Banco en familia, celebrados durante las fechas navideñas; el mantenimiento de un espacio de recursos educativos en la página web de la entidad o la difusión de información a través de las cuentas de redes sociales (Facebook, Twitter e Instagram). “Estas iniciativas representan apuestas de futuro con una expectativa de beneficio en el medio-largo plazo”, indica Carmen Garcés.

Respecto a los puntos de donación, las donaciones en unidades móviles representan el mayor porcentaje (70,16%), aunque en 2019 se ha incrementado en un 3,45% el volumen de donación en las instalaciones del Banco de Sangre y Tejidos de Aragón, donde durante el pasado año se registraron un total de 11.678 donaciones.

Donaciones necesarias
Desde el Banco de Sangre y Tejidos de Aragón destacan la necesidad de volver a realizar donaciones de sangre después de las fiestas navideñas, en las que las reservas siempre se ven mermadas.

El horario del centro, ubicado en la calle Ramón Salanova 1, es de lunes a viernes de 8:00 a 21:00 horas y los sábados de 8:30 a 14:00 horas. Además, en la página web de nuestro centro (www.bancosangrearagon.org) se puede consultar el horario de los puntos móviles.

Donación de tejidos
Por otra parte, la donación de tejidos en 2019 ha experimentado un incremento de un 50,7% con respecto a 2018, registrándose 39 donaciones más de tejido corneal (70 en total) y 12 más (28 en total) de tejido osteotendinoso. El mayor número de donaciones corresponde al Hospital Miguel Servet (41 donaciones), seguido por el Clínico Lozano Blesa (21), el San Jorge (5) y el Royo Villanova (3).

Esta evolución positiva se debe en parte a una campaña de promoción iniciada en 2017 por el Banco de Sangre y Tejidos de Aragón con la colaboración de la Coordinación Autonómica de Trasplantes y los servicios de Oftalmología y Traumatología de los hospitales Miguel Servet y Clínico Universitario Lozano Blesa. Por medio de esta iniciativa, se han mantenido diversas reuniones con profesionales de las coordinaciones de trasplantes de los hospitales y personal implicado en la donación de tejidos. Asimismo, se han colocado carteles informativos en los mencionados centros hospitalarios.

A la iniciativa se han sumado en 2019 el Hospital Royo Villanova y el Hospital San Jorge de Huesca y se espera que en los próximos meses se pueda ampliar al Obispo Polanco de Teruel. “El objetivo es conseguir donantes exclusivos de tejidos y alcanzar la autosuficiencia en la comunidad”, explica la directora gerente del Banco de Sangre y Tejidos de Aragón.

En cuanto al perfil del donante de tejidos, el 46% son mujeres y el 54% hombres, siendo la edad media de 64 (casi tres más que el año pasado). En cuanto a los implantes realizados, en 2019 se implantaron un total de 514 tejidos, siendo receptores de los mismos 448 personas.

Banco de leche
El Banco de leche materna ofrece en 2019 cifras positivas con respecto a 2018. En este sentido, el número de ofrecimientos aumenta de 170 a 187 y el de madres donantes de 136 a 155. En cuanto al número de donaciones, en 2019 se realizaron 690, con un total de 785 litros de leche donada (305 más que el año pasado). Por su parte, el consumo ha experimentado un aumento de un 46,8%.