La Ronda de Boltaña y el baile de El Palotiau de Boltaña consiguieron deleitar una vez más a los numerosos vecinos de esta localidad del Sobrarbe con motivo de su tradicional fiesta de invierno, en honor a San Pablo.

El Pabellón Teresa Palacios acogió a más de 450 personas para disfrutar de la comida de hermandad, que fue servida por los concejales del Ayuntamiento de Boltaña. “Los ediles servimos para algo”, comentó con humor, el alcalde José Manuel Salamero.

Tras los postres llegó más diversión, en primer lugar, la orquesta La Dama, y a la una de la madrugada, arrancó la discoteca móvil Vertice arrancó hasta el amanecer.

Boltaña celebró su fiesta de invierno, los días 24 y 25 de enero.