La agrupación política Cambiar Aínsa apuesta por un cambio en la forma de contratar que lleva a cabo el Ayuntamiento de la localidad en diversas materias como los trabajos de poda y jardinería, carpas y stands y el acceso regulado a las zonas del casco antiguo, según explican en una nota de prensa.

Comenta el portavoz de Cambiar Aínsa, Urko del Campo, que los trabajos de poda y jardinería, que actualmente se contratan mediante contratos menores a empresas externas en su mayoría, ascendieron a más de 15.000 euros, por lo que Cambiar propone que se realice un inventario de los espacios de poda y se licite un contrato completo. Recuerda asimismo que la actual Ley de Contratos permite la división en lotes si el volumen del trabajo es muy grande.

No es el único asunto en el que Cambiar Aínsa advierte que tiene que haber modificaciones, ya que aboga por hacer contratos por licitación agrupando todos los eventos donde se requieren carpas y stands como en la Expoferia.

La Ferieta o las fiestas patronales, entre otras y que ahora se realizan por contrato menor con un valor cercano a los 40.000 euros. Y es que, mantiene Del Campo, sería lo óptimo ya que “se trata de fechas fijas y fácilmente planificables”.

Por otro lado, Cambiar Aínsa pide una alternativa a la gestión del sistema de acceso regulado a las zonas del casco antiguo, cuyo coste anual de mantenimiento fijo para el Ayuntamiento es de alrededor de 3.000 euros y cuyas averías y reparaciones del sistema provocaron que el Consistorio tuviera que invertir en 2017 más de 17.500 euros para que siguiera en funcionamiento.

Finalmente, Cambiar Aínsa insta al equipo de gobierno a que exija a la empresa Pueyo Ferrer, “uno de los principales proveedores del Ayuntamiento, de los que en el Ayuntamiento se reciben demandas de embargo por parte de la Seguridad Social continuamente”, el cumplimiento de sus obligaciones o busque una alternativa a las obras, compras y contratos con ésta.