Imagen del exterior del Palacio de Congresos de Boltaña. Foto: SobrarbeDigital.

El portavoz de Cambiar en el Ayuntamiento de Aínsa, Urko del Campo ha hecho llegar la siguiente nota de prensa:

El grupo municipal de Cambiar Aínsa, en su defensa de los servicios públicos y de la solidaridad intercormarcal con los municipios más pequeños del Sobrarbe, considera irresponsable la actitud del ejecutivo del Ayuntamiento de Boltaña respecto a la Escuela de Música José María Campo, que podría poner en peligro la viabilidad de la escuela. Durante la última reunión del Consejo Sectorial de la Escuela de Música, celebrada el 21 de febrero, el alcalde de Boltaña defendió la inclusión de los gastos derivados de la utilización del Palacio de Congresos de Boltaña durante las audiciones que la escuela de música realiza durante el año, una petición que elevaría el coste del déficit entre 2.000 y 3.000 euros, que se repartiría entre los Ayuntamientos que participan del convenio intermunicipal.

Desde hace unos meses, el Ayuntamiento de Boltaña había expresado su intención de no asumir la parte del déficit de las personas adultas con trabajo procedentes de su municipio, una situación que hubiese creado un preocupante precedente de cara a la viabilidad del proyecto. Salvada esta cuestión, las negociaciones durante la reunión se trasladaron al tema de la utilización de la infraestructura de Boltaña.

“Desde Cambiar Aínsa hemos hecho todo lo que ha estado en nuestra mano para salvar el primer frente de conflicto, aunque lamentamos que desde el Equipo de Gobierno no se haya puesto gran empeño después de lo que costó reflotar la Escuela de Música durante el gobierno socialista de hace dos legislaturas. Una falta de interés que se trasladó a la reunión del Consejo Sectorial, donde el concejal de Hacienda, José Luis Bergua, fue incapaz de hacerle ver al alcalde de Boltaña la imprudencia de su actitud”, comenta Urko del Campo, portavoz de Cambiar Aínsa.

Según los cálculos realizados por esta formación, si el Ayuntamiento de Aínsa incorporara al déficit de la Escuela de Música José María Campo los gastos de mantenimiento y mejora del edificio donde se hacen las clases, los gastos de limpieza, los gastos reales de calefacción y electricidad -ahora se incluye una cantidad simbólica- o los gastos de gestión de nóminas, entre otros, cuestiones que actualmente asume el Ayuntmaiento de Aínsa, el déficit aumentaría entre 10.000 y 12.000 euros.

“Estos cálculos los hemos realizado de manera aproximada, pero lo que está claro es que si se incluyen en el déficit de la Escuela de Música los más perjudicados serán los municipios pequeños, que deberán pagar más por el servicio y quizá algunos de ellos se planteen salirse del convenio de financiación. Al final, los que salen perdiendo son los ciudadanos, ni más ni menos. En la última reunión, intentamos explicar esta cuestión al alcalde de Boltaña, a pesar de que dejó clara su postura que él iba allí a defender lo de Boltaña, una cuestión que nos parece de baja altura de miras a nivel político y, sobre todo, un peligro para la sostenibilidad de la escuela por la falta de solidaridad con los municipios más pequeños”, comenta Del Campo.

Por otra parte, visto el planteamiento, el claustro de profesores pidió al alcalde de Boltaña que presentara un estudio cerrado de gastos anuales para evaluar si a la Escuela de Música le merece la pena seguir utilizando ese espacio para las audiciones, teniendo en cuenta el déficit que genera. “Sería una pena que, por un gasto tan pequeño para un ayuntamiento que cuenta con más de 1,5 millones de euros de presupuesto, no pudiese utilizarse un espacio que resulta perfecto a la hora de realizar las audiciones.

Entendemos la situación planteada por el consistorio de Boltaña, pero creemos que ataca de manera frontal el principio de solidaridad entre municipios que cuando se mira hacia administraciones tanto se invoca, también desde el ejecutivo de este pueblo. Aínsa y Boltaña, como municipios más grandes del Sobrarbe, tienen una responsabilidad especial en cuanto a la prestación de servicios, como ya ocurre en otros servicios como las basuras, y desde Cambiar Aínsa pensamos que es normal que asuman gastos mayores que aporten a la integración territorial en la comarca”, explica el portavoz de Cambiar Aínsa.