Javier Buil, promotor de los Vignerons de Huesca y propietario de la tienda La Corona de Aínsa. Imagen facilitada por la organización.

Los Vignerons de Huesca se preparan para elegir los vinos de su carta 2020. La cita tendrá lugar en Aínsa durante los días 20 y 21 de febrero.

El panel de cata, formado por 24 expertos vinícolas, se reunirá para seleccionar las referencias de esta edición. La bodega invitada de este año es El escocés volante, del Master of Wine Norrel Robertson. Como novedad, habrá una preselección de cuatro bodegas aragonesas, con filosofía vigneron, de cuya votación saldrá la invitada de 2021. Se catarán 42 vinos: 36 pertenecientes a los Vignerons de Huesca, dos de Norrel Robertson y cuatro de bodegas de Zaragoza y Teruel.

«Una apuesta vitivinícola por las uvas autóctonas, por las personas, por los pueblos y por las tierras de Huesca». Así lo ha comentado Javier Buil, promotor de los Vignerons de Huesca, su proyecto, que este año cumple tres años. Una iniciativa que surgió para visibilizar y dar a conocer las bodegas pequeñas bodegas artesanales de esta provincia aragonesa, cuya característica común es la calidad de los vinos que elaboran.

El sello Vignerons de Huesca está formado por seis bodegas altoaragonesas: Edra (Ayerbe), Familia Estrada Palacio (Bespén), Clavería Barrabés (La Almunia de San Juan), Sers (Cofita), Alodia (Adahuesca) y El Vino del Desierto (Lanaja).

A lo largo de dos días, 20 y 21 de febrero, este panel de profesionales catará 42 vinos. De todas las referencias presentadas, 36 pertenecen a las bodegas Vignerons de Huesca. El número de referencias presentadas va en aumento cada año: 33 (2018) y 41 (2019).

Como novedad, en esta edición habrá una preselección de cuatro vinos de cuatro bodegas aragonesas, con filosofía vigneron, de cuya votación saldrá la invitada de 2021.
Las elegidas han sido:

-Bodegas Ignius, de Javier Sanz en Almonacid de la Sierra, Zaragoza.
-Bodegas Augusta Bilbilis, de José Antonio Ibarra en Mara, Zaragoza.
-Bodegas Tierra del Maestrazgo, de Antonio Sisqués en Mas de las Matas, Teruel.
-Bodegas FincariaVins–Irur, de Jaume Serra en Arenys de Lledó, Teruel.

Javier Buil ha explicado que cada una de estas bodegas participa, este año, con una referencia, y la ganadora, tendrá la oportunidad de hablar de su proyecto el año que viene ante el panel de cata de 2021 y de presentar dos de sus vinos. Como viene siendo habitual, el panel elegirá el que forme parte de la carta de vinos Vignerons de Huesca, en la próxima edición.

A finales del mes de febrero se sabrán los vinos que formarán parte de la carta Vignerons de Huesca 2020.