Foto: SobrarbeDigital.

Susana Cubells, portavoz de CHA en el Ayuntamiento de Boltaña considera que “es necesario que el MAGRAMA ofrezca explicaciones ante tal dejación e irresponsabilidad, que se incoe inmediatamente un nuevo expediente de caducidad, y que haya ceses y dimisiones, empezando por el presidente de la CHE”

La formación explica en una nota de prensa, que en fechas recientes se ha producido el archivo del expediente de extinción de la concesión del aprovechamiento de los 12.000 litros por segundo del río Cinqueta para el complejo hidroeléctrico de Lafortunada-Cinqueta, que cuenta con una instalación de 40.000 kilovatios de potencia, cuya producción anual en euros es de unos 4,1 millones.

El archivo de este expediente, iniciado por la Confederación Hidrográfica del Ebro el 18 de julio de 2013, pese a que la concesión se encuentra caducada desde el año 2007, tiene lugar por inactividad de la administración competente, que es el mismo Ministerio de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, ante la falta de resolución en el plazo máximo establecido al efecto, esto es, 18 meses. Hay que recordar que todas las partes habían comparecido de forma favorable, incluso Endesa para solicitar una prórroga de la concesión hasta 2061 como compensación por el descarte del proyecto hidráulico de Jánovas, y solo faltaba para la resolución el dictamen del Consejo de Estado, sin carácter vinculante, pero parece que a alguien le ha interesado sobrepasar los plazos para archivar el expediente y favorecer a Endesa.

El MAGRAMA no ha ofrecido ninguna explicación. Por todo ello hemos registrado una moción para que sea debatida y aprobada por el próximo pleno municipal con los siguientes puntos:

1.- Manifestar nuestra indignación y rechazo ante esta situación, que supone un incumplimiento de la legislación en materia de aguas (artículo 96 del Plan Hidrológico de la Demarcación del Ebro) al impedir la utilización de los recursos derivados de la explotación directa de este salto por parte de la Administración General del Estado, tras la caducidad de la concesión, para el desarrollo socioeconómico del área afectada desde hace décadas por los impactos negativos que la construcción de estas infraestructuras han supuesto y continúan suponiendo.

2.- Solicitar al MAGRAMA explicaciones acerca de los motivos de su inactividad administrativa para declarar la caducidad de la concesión en el plazo legalmente establecido y exigir que se depuren responsabilidades de forma urgente y ejemplar.

3.- Exigir la dimisión inmediata de Raimundo Lafuente, presidente de la Confederación Hidrográfica del Ebro, por no haber velado por la defensa del intereses general.

4.- Solicitar al MAGRAMA información acerca de la legitimación legal de la empresa que actualmente explota esta concesión para su continuidad en esta situación, tras cumplir el plazo para la caducidad de la misma en el año 2007, y exigir que se incoe con premura un nuevo expediente.

Para Susana Cubells, es vergonzoso e incomprensible que “desde el 2007 el Gobierno de España esté regalando a Endesa esta importante cantidad de dinero que se debería estar invirtiendo en nuestro territorio para impulsar el desarrollo socioeconómico del mismo, como forma de compensación por los impactos negativos que la construcción de los embalses han supuesto y continúan suponiendo”.