Imagen del puente sobre el río Ara. Foto: SobrarbeDigital.

El Gobierno de España ha dado respuesta a la pregunta que CHA trasladó a finales del año pasado al Senado, a través de Carles Mulet de Compromís, en relación con la redacción del proyecto de ampliación del puente de la N-260a sobre el río Ara en la localidad de Broto.

En la respuesta obtenida en el Senado, el Gobierno de España dice lo siguiente: El proyecto de reparación y ensanche del puente sobre el río Ara de la N-260A en el término municipal de Broto, con un presupuesto estimado de 0,75 millones de euros, se encuentra en fase de redacción. Una vez aprobado definitivamente, y conforme a la programación de actuaciones de conservación de las carreteras del Estado, se acometerá la licitación de las obras.

José Ramón Ceresuela, portavoz del Grupo Municipal de CHA en el Ayuntamiento de Broto y Secretario Territorial, recuerda que “hemos sido los paganos de la paralización masiva de actuaciones en infraestructuras que se produjo en 2010, pero ya no existen excusas para que se incluyan partidas en los próximos presupuestos generales del Estado de 2020, para licitar este tipo de obras muy importantes pero de un coste económico limitado, de lo contrario ya anunciamos que presentaremos una vez más una enmienda para conseguir este objetivo”.

José Ramón Ceresuela. Foto: SobrarbeDigital
José Ramón Ceresuela. Foto: SobrarbeDigital

Ceresuela recuerda que “la ampliación de este puente es una necesidad y una demanda de la zona para mejorar las condiciones de seguridad del tráfico rodado, que es muy numeroso en los días de mucha afluencia turística”. El portavoz de CHA recuerda que ya el 2 de agosto de 2012 el Gobierno de España indicaba lo siguiente al diputado Chesús Yuste: “En lo que se refiere al acondicionamiento del puente de la carretera N-260ª sobre el río Ara, se ha procedido a redactar un proyecto que contempla diversas actuaciones. Las obras procederán a ejecutarse, en función de las existencia de las correspondientes disponibilidades presupuestarias”.

“No hay que olvidar tampoco que desde que se abrió al tráfico el tramo de la N-260 Yebra de Basa-Fiscal, la localidad de Broto ha visto aumentado el número de visitantes que cruzan este puente en dirección a Ordesa sin que se haya llevado a cabo el ensanche prometido para mejorar la seguridad vial de peatones y conductores”, ha concluido Ceresuela.