Foto: Ferraris en la plaza de la villa de Aínsa. Sobrarbe Digital

Uno de color amarillo canario, otro de color rojo pasión, el resto de colores más sobríos, entre azules y grises. En total, cinco deportivos de la marca Ferrari, estaban estacionados, este domingo, en la plaza de la villa de Aínsa.

Los dueños de los coches deportivos, tomaban el aperitivo, tranquilamente, en una de las terrazas de la plaza medieval de Aínsa, según contaban a Sobrarbe Digital.

Todo un espéctaculo, apuntaban algunas personas, que se hacían fotografias junto a los coches.