Imagen facilita por Oriol Font.

Casa La Selba de Clamosa -término municipal de La Fueva-  de propiedad de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) desde 1963. Desde 2010, se ha rehabilitado un pajar y la mitad del tejado de la casa y terrenos de alrededor. Se han recuperado huertas, además de limpiar el monte. Actualmente, en La Selva viven dos personas con sus hijos, tres niñas, de entre tres y seis años, nos ha explicado Oriol Font. Después de siete años viviendo en el pajar rehabilitado han quedado citados para un juicio por usurpación el próximo 25 de mayo, en los juzgados de Boltaña. 

La CHE en 2016 interpuso una demanda ante la Fiscalía de Huesca solicitando el desalojo por vía penal alegando, entre otros motivos, que la ocupación de la casa suponía una situación de grave riesgo de incendio forestal, amparando su postura con los informes de personal de vigilancia forestal, así como de la Comisaría de Aguas del organismo.

Oriol Font, ha expuesto sus argumentos.