Imagen de agosto 2018. Foto: SobrarbeDigital
Imagen de agosto 2018. Foto: SobrarbeDigital

En un contexto de profunda emotividad y recuerdo al agricultor y ganadero Jose Luis Iranzo, asesinado hace un año en el municipio turolense andorrano, se ha celebrado la clausura de la XV asamblea general de UAGA, marco del relevo de la secretaría general que hasta ahora ha ejercido un oscense, José Manuel Penella, y toma el relevo otro altoaragonés, José María Alcubierre, de 40 años y de Torralba de Aragón, así como el nombramiento de una nueva Comisión Ejecutiva.

El Presidente de la Diputación Provincial de Huesca, Miguel Gracia, ha asistido a este acto junto a otros responsables institucionales como el Presidente de Aragón, Javier Lambán, el Presidente de la Diputación Provincial de Zaragoza, José Antonio Sánchez Quero, los consejeros autonómicos Joaquín Olona y José Luis Soro, así como el responsable de COAG, Miguel Blanco, representantes de diferentes formaciones políticas, de sindicatos de riegos y de otras organizaciones agrarias, entre otros colectivos, entidades y los propios miembros de UAGA,así como familiares y amigos de José Luis Iranzo y de Enrique Sánchez, sindicalista de UAGA fallecido en 2017.

Imagen de la clausura de la XV asamblea general de UAGA
Imagen de la clausura de la asamblea general de UAGA. Foto: DPH

Miguel Gracia ha destacado el compromiso real “que se constata ya con hechos en el caso de José Manuel Penella y que en el caso del secretario general entrante, José María Alcubierre, se atisba por el nivel reivindicativo de su discurso así como del conocimiento que muestra de la agricultura y ganadería de Aragón”.

Para Miguel Gracia es importante el relevo generacional que también ahora se ha dado en UAGA, con una comisión ejecutiva que tiene una media de edad de 40 años y formada por Joaquín Solanilla y David Solano por Huesca; David Andreu y Marcos Garcés, por Teruel; y Toño Romé y Francisco Ponce, por Zaragoza.