Imagen de la movilización. Foto: SobrarbeDigital.

Numerosas personas procedentes de diferentes puntos del Sobrarbe se han concentrado cerca del Centro Salud de Aínsa en defensa de la sanidad pública.

La gente que ha acudido a la movilización ha hecho uso de mascarilla y manteniendo la distancia de seguridad. La cita ha tenido lugar este sábado sumándose así a la celebrada también a nivel estatal.

Otra de las imágenes de la convocatoria. Foto: SobrarbeDigital.

Esta movilización ha sido convocada por la Plataforma Sobrarbe por la Sanidad Pública y exigen que:
– Se derogue la ley 15/97 que impediría la gestión privada de la sanidad y los servicios sociosanitarios públicos, y el artículo 90 de la Ley General de Salud, que permite, mediante los “conciertos” la parasitación del sistema público.

– La creación de una industria sanitaria y farmacéutica pública. La investigación, fabricación, distribución y dispensación de medicamentos deberán estar sometidas a la planificación estratégica del Sistema Nacional de Salud. Puesta en marcha de los estudios necesarios para desarrollar una industria sanitaria para aquellos elementos esenciales dentro del SNS: material de protección (mascarillas, EPIs, etc.), respiradores, test diagnósticos

– La derogación del Real Decreto 16/2012. Sanidad gratuita y universal. Sin discriminación.Exigimos que nos sea devuelto el derecho robado a la salud y se implante de manera inmediata una sanidad pública, universal, gratuita en el momento del uso, de calidad para todos y todas, sin requisitos ni excepciones, incluidas las personas migrantes en situación irregular.

– Que se potencie la Atención Primaria: por un modelo de prevención y promoción de la salud. Cómo mínimo, el 25% del presupuesto sanitario incluyendo la atención integral a la reproducción y a la sexualidad, así como atención odontológica y gerontológica.

– Servicios socio-sanitarios 100% públicos (residencias, centros de día, servicios de ayuda a domicilio…). Cuidados y trato digno para las personas mayores. La tendencia de envejecimiento poblacional, la falta de oferta pública y una legislación que favorece la privatización de los servicios socio-sanitarios han convertido la atención y el cuidado a la tercera edad en un sector dominado por criterios de rentabilidad.

– Por una salud centrada en los determinantes sociales: la privatización mata y las desigualdades también. Proponemos el establecimiento del “Principio de Precaución” como un principio fundamental de la acción sanitaria en todos sus niveles. Para no seguir actuando solo sobre los síntomas, sino sobre las causas, porque debemos “prevenir lo que no sabemos curar».