Imagen realizada este lunes. Foto: SobrarbeDigital.

Las máquinas continúan trabajando en las obras de consolidación de unos 150 metros del talud sobre el tramo de la carretera A-2609 entre Salinas de Sin y Plan, en las proximidades del punto kilométrico 1,2. Se prevé que los trabajos puedan estar listos en unos tres meses, no obstante la climatología puede hacer variar las primeras previsiones. El Gobierno de Aragón invierte un total de 350.000 euros.

Entre las actuaciones necesarias que se llevan a cabo están las labores de desprendimientos controlados, excavación de cimentaciones, relleno y compactación para cimentación de una estructura de contención, suministro y colocación de acero, relleno de trasdós de estructura de contención, colocación de mallas, reposición de los daños en cunetas y carretera y reposición de los elementos de defensa.

La zona presenta una elevada pendiente y una gran cuenca de recogida. En las fechas en las que se produjo el desprendimiento -el pasado 4 de febrero- se acumularon un total de más de 500 litros/m2 en varios días lo cual provocó una excesiva entrada de agua en el talud desestabilizándolo y provocando su caída. Las obras comenzaron hace ya dos semanas por considerarse que se trataba de una obra de emergencia.