Foto: DGA.

Las Cortes y el Gobierno de Aragón han entregado sus máximas distinciones en el acto conjunto celebrado en el Palacio de La Aljafería a Paula Ortiz, Pablo Carbonell y el fiscal Javier Zaragoza. Tras recoger sus galardones, el presidente ha cerrado el acto pronunciando un discurso de claro orgullo patrio.

La festividad de San Jorge, el 23 de abril, instituida en 1461 por el Rey Jaime II en las Cortes de Calatayud, cree el presidente de Aragón, Javier Lambán que este martes, de celebración en el Palacio de La Aljafería, debe ser de celebración de la autonomía y de declaración del orgullo de ser aragoneses, además de día de reivindicación y de declaración del orgullo por la historia milenaria común que ha llegado hasta nuestros días, donde la Comunidad disfruta de su autogobierno y «a la que la autonomía le ha sentado de maravilla”. Los motivos, según el presidente aragonés, son la capacidad para construirse a sí misma, a la medida de sus posibilidades y al deseo de sus gentes.

Ha relatado que Aragón ha sido capaz de desplegar todas sus potencialidades con posiciones de liderazgo en España con sectores como la logística, la agroalimentación o las energías renovables, así como en la creación de empleo “aunque sea de mala calidad y haya que mejorarlo”.

Igualmente, ha citado el cuidado del patrimonio natural “que también genera riqueza”, o logros y proyectos como el Eje Cantábrico- Mediterráneo que ha sido incluido por la UE en el mecanismo que le proporcionará mayor financiación, así como la reapertura de la línea de Canfranc -impulsado junto con Aquitania-, además de la voluntad de afrontar problemas como el de las Cuencas Mineras.

No ha olvidado mencionar de nuevo que Aragón, constituyente de España, “quiere contribuir en la buena gobernanza de España, siendo fieles a la Constitución Española y a la unidad de España como bien supremo”.

Foto: DGA.

Y mucho menos ha obviado que el Día de Aragón está también vinculado a la defensa del Estatuto de Autonomía “que nos obliga a luchar contra la despoblación y una financiación justa porque que son dos caras de la misma moneda y que sin la segunda, la hemorragia continuará; sin un sistema justo, las autonomías serán inviables”, ha deducido. Por ello, también ha urgido a reclamar las infraestructuras pendientes y que se realicen, además de presupuestarse.

Es, en definitiva, el motivo para “reivindicar nuestra historia entendiendo Aragón como un maravilloso tapiz y ver a los hombres y mujeres que lo han ido tejiendo, creando instituciones, relacionándose con el territorio de la manera más virtuosa posible. Somos  una comunidad política milenaria y la historia no da derechos, pero es la base sobre la que reconstruir el futuro, –que hay que defender y preservar para que nadie la falsifique-”.

Hablando de historia, ha recordado diferentes efemérides de este año, como la celebración del 900 aniversario de la Seo, donde se coronaban los reyes de Aragón, así como el tercer centenario del nacimiento de un aragonés “fundamental, figura colosal” como el X Conde de Aranda, que nació en Huesca y fue el político más importante del siglo XVIII, un ilustrado. Fue embajador en París, Lisboa, Polonia y ejerció las más altas responsabilidades y además fue un aragonés de pro e instigador de la Real Sociedad Económica de Amigos del País, de la Academia de San Luis o del Canal Imperial de Aragón, de empezar a sacar carbón de Utrillas y hacer navegable el Ebro para industrializar Barcelona., …. “

Ha recordado su dimensión “inconmersurable” del político, además contemporáneo de otros ilustres aragoneses, como el botánico de alcance mundial, Félix de Azara, que a su vez confluyó con José Artigas, el padre de la patria uruguaya (nieto de un aragonés de la Puebla de Albortón), (lo que da dimensión de la metáfora), o de otro botánico como Martín de Sesé-, que realizó una real expedición en México para estudiar flora por encargo del rey Carlos III.

Ejemplos que le han servicio para dar dimensión del alcance de una historia compartida y que Lambán insiste que “nos acredita como una comunidad que se ha realizado siempre hacia fuera y como tierra de pensadores y creadores”.

“Aunque en el pasado estuvimos lejos del mar y ello nos postergó, hoy en día tenemos autogobierno y talento a raudales y podremos pensar en el futuro en términos de éxito. Si somos capaces de poner en valor nuestra historia y nuestro presente, y la enorme capacidad que nos da el conocimiento, este día de San Jorge de 2019 se puede concebir en términos de refundación”.

 

Foto: DGA.

Además ha reclamado un Aragón fuerte, sin distinción de partidos, “porque nos une más que lo que nos separa”.