Foto: Hospital de Barbastro. SobrarbeDigital.

El portavoz socialista en las Cortes de Aragón, Javier Sada, ha indicado que la presidenta Rudi lleva a la deriva a la sanidad pública no sólo liderando los recortes sino dejando facturas en los cajones que hipotecan el futuro de la Administración aragonesa.

Sada ha salido al paso de la información conocida este viernes del informe de la Cámara de Cuentas que refleja que el Gobierno de Rudi dejó en 2013 facturas en los cajones por valor de 207 millones de euros, todas ellas del Departamento de Sanidad, así lo han explicado en una nota de prensa.

En el mismo informe se refleja que el Salud infravaloró la cuenta en la que se contabilizan estas facturas que no tenían consignación presupuestaria. En concreto, según dicho informe, no registró 54 millones de euros. Tampoco contabilizó 11 millones en 2012, aunque en ese caso, la cifra global se quedó en 29 millones.

El portavoz socialista ha señalado que “es difícil hacerlo peor gestionando”, ya que no han servido para nada que la presidenta Rudi cambiara tres veces de consejero de Hacienda porque además de ser la que más recorta en sanidad y educación, duplica la deuda, no cumple el déficit y gestiona tan mal que deja facturas en los cajones e incluso dedicó el Plan Impulso para desviar 73 millones a gasto corriente .

Javier Sada ha indicado que “la nefasta gestión de Rudi es muy difícil de superar porque multiplica por seis las listas de espera y además deja facturas en los cajones”.

“Se nota la dejadez de la presidenta Rudi porque da la impresión que abandona el barco”, afirma. “Si hace pocos días conocíamos que había 10.887 casos sin resolver de la dependencia en 2013 y que 3.000 aragoneses habían muerto mientras esperaban la prestación, hoy hemos recibido este otro dato lamentable de esa gestión”, ha añadido.