Alrededores de la iglesia de San Martín de Palo. Foto: SobrarbeDigital.

Medio millar de personas procedentes, en su mayoría, del sur de Francia, del Sobrarbe, Barcelona, Huesca y Zaragoza, convivieron con un centenar de artistas durante la jornada del pasado domingo. Pese a las previsiones climatológicas adversas, la organización ha cumplido las previsiones de afluencia de público y ha podido desarrollar con éxito la tercera edición del festival En Clave de Aragón.

Actores, escritores, historiadores, cocineros, pequeños productores agroalimentarios locales, grandes bodegas de la D.O.P. Somontano, han vuelto a colaborar con esta iniciativa pionera en España, en la que todas las actividades son gratuitas.

En la actualidad, se trabaja en el turismo como generación de riqueza, y la alcaldesa de Palo, María Antonia Arnal, apuesta por iniciativas como En Clave de Aragón como una de las alternativas para asentar población en la zona. Palo pasó de tener 300 habitantes en los años 50 a tener en la actualidad solamente tres casas habitadas en invierno.

María Antonia Arnal, alcaldesa de Palo.

Palo, localidad del Sobrarbe, situada en el valle de La Fueva, ha sido la candidata elegida por la organización para llevar esta nueva edición de un festival cultural itinerante que desea poner en valor el patrimonio artístico y cultural de los pueblos aragoneses afectados por la despoblación.

Se trata de una celebración festiva, una herramienta de promoción de las localidades en las que se celebra, una programación ecléctica orientada al turismo familiar, concebida para el disfrute con todos los sentidos: Charlas sobre despoblación, visitas guiadas por el patrimonio artístico de Palo, teatro de calle, conciertos,, cocina en directo con el apoyo de la Asociación de Cocineros de Aragón, y la puesta en valor de productos locales y de calidad diferenciada gracias al Gobierno de Aragón y su campaña Comparte el Secreto.

Todos estos ingredientes han formado parte de la propuesta desarrollada en Palo, durante toda la jornada del domingo, con el propósito de ser un canto de esperanza y optimismo para sus vecinos y visitantes, muchos de ellos obligados a residir en otras localidades por motivos económicos y profesionales.

La jornada comenzó con una visita a la ermita románica de San Clemente guiada y comentada por su restaurador, el antropólogo, investigador asociado del Centro de Estudios sobre Despoblación, y responsable del Centro del Libro del Gobierno de Aragón, José Luis Acín. Prosiguió con la charla del director de la Fundación Casa de Ganaderos y miembro de la Real Academia de Nobles y Bellas Artes de San Luis, Armando Serrano, sobre la relevancia del ganado ovino extensivo para arraigar población.

La iglesia de San Martín de Palo se convirtió en escenario para los alumnos del Conservatorio Superior de Música de Aragón, representados por el grupo Muro Quartet (Zaragoza), la Coral de Sobrarbe, y las formaciones Schola Cantorum Paradisi Portae (Madrid), Cloister Out (Tarazona), La Mouche (Paris). El teatro de calle y lo más inesperado llegó de la mano del artista multidisciplinar Sergio Muro, que volvió a encarnar al Barón de Mureti por las calles de Palo.

La gastronomía también hizo acto de presencia en un maridaje perfecto protagonizado por Eduardo Comín, vicepresidente de la Asociación de Cocineros de Aragón, y la centenaria firma Casa de Ganaderos, elaborando una caldereta de Ternasco de Aragón para 400 personas, como homenaje a las guisanderas, los fogones y recetarios populares que corren peligro de desvanecerse con el proceso de despoblación de los pueblos aragoneses.

Así mismo, el público pudo disfrutar de catas de vino dirigidas por los Vignerons de Huesca, y la presencia del programa de cooperación Pon Aragón en tu Mesa que aportaó la exposición, degustación y venta de productores de aceite (Ecostean), frutos secos (Borén), entre otros.

El festival cuenta en esta tercera edición con la colaboración del Departamento de Agricultura, Ganadería y Medioambiente del Gobierno de Aragón y la campaña Comparte el Secreto, los ayuntamientos de Palo y de La Fueva, TuHuesca, Casa de Ganaderos, Asociación de Cocineros de Aragón, Pon Aragón en tu Mesa, Embutidos Melsa, Abadía Samitier, Ligüerre Enoturismo y las bodegas de la D.O. Somontano Otto Bestué, Pirineos y Enate.

El coordinador del festival, Arturo Gastón, subraya que “el festival pretende que cualquier ciudadano pueda acceder a la cultura en igualdad de condiciones, con degustaciones de productos, implicación de los cocineros y artesanos del municipio, y con entrada gratuita a los conciertos que se celebran en espacios con valor patrimonial en los que habitualmente no existen actividades culturales. Asimismo, queremos destacar la vinculación del sector agroalimentario y los productos con calidad certificada al medio rural, con el convencimiento de que contribuyen a la lucha contra la despoblación de forma directa”.

Palo, más de 500 visitantes en un pueblo de tres casas abiertas
El festival congrega cada año a más de 500 personas procedentes principalmente de Madrid, Zaragoza, Huesca, Barcelona y el sur de Francia. Estos visitantes llegan atraídos por la experiencia de conocer pueblos que sufren despoblación en una jornada llena de vida cultural.
El 56% del país ha visto menguar su censo en la última década, el 90% de los pueblos abandonados comenzaron su éxodo entre los años 1930 y 1960, una situación que afecta a numerosos pueblos aragoneses, entre ellos al municipio oscense de La Fueva. En su término existen destacados atractivos del patrimonio artístico y cultural aragonés, como el Santuario de Santa María de Bruis o Muro de Roda.

Candidaturas En Clave de Aragón 2020
Los municipios o asociaciones culturales interesadas en recibir En Clave de Aragón 2020 ya pueden ponerse en contacto con la organización, a través de [email protected]

Los principales requisitos son: que tengan patrimonio artístico en un estado aceptable donde se puedan ofrecer los conciertos, y que ayuden a sufragar los gastos de alojamiento, comidas y cenas durante el fin de semana de convivencia de los artistas.