Bonita y emotiva jornada vivida la tarde de este domingo día 24 en la residencia La Solana de Aínsa-Sobrarbe. Un grupo de voluntarias, niños y niñas acudieron a cantar junto a los párrocos de la parroquia y otras personas en un día tan especial como es el día de Nochebuena.

También apareció en escena Papá Noel que quiso acompañar esta buena iniciativa para alegrar la tarde a los residentes, saludando y repartiendo caramelos a todos los que allí se alojan.

La dirección del centro y sus trabajadoras han preparado diferentes actividades estas navidades para dar un aspecto festivo y alegre a los días más significativos para las personas que residen en este lugar.

Además de villancicos, también ha habido jotas y partituras tocadas por el saxo de Joaquín, residente que alegra las tardes de sus compañeros.

También han asistido el alcalde de Boltaña, José Mari Giménez, la concejala de servicios sociales, Tais Gros y el alcalde de Aínsa, Enrique Pueyo que han querido estar al lado de todos los que allí se encontraban en esta jornada.

La Residencia La Solana alberga a 58 residentes que llegan de toda la Comarca de Sobrarbe, además al centro de día acuden 3 usuarios. Trabajan 25 personas todas ellas mujeres que ayudan al asentamiento de población en una zona lastrada por esta causa las últimas décadas.

Se inauguró hace 26 años, hasta la mitad de su vida estuvo gestionada por el Ayuntamiento de Aínsa y a partir del 2009 la gestión paso a manos de la Comarca de Sobrarbe. La tipología de los usuarios ha variado durante todos estos años, pasando a un gran elevado de personas dependientes.

Un lugar acogedor que permite a las personas más mayores del Sobrarbe quedarse a vivir en su lugar habitual de residencia, estar cerca de sus familiares y disfrutar de amigos y vecinos que comparten con ellos tantos momentos a lo largo del año, como el que tuvo lugar el día de Nochebuena.

Imágenes facilitadas por el Ayuntamiento de Aínsa