Foto: momento de la entrega. Imagen facilitada por Inmaculada Casasnovas.

“Cuando los elefantes bailan la hierba es pisoteada”, de Jan van den Berg (Países Bajos)”, es el título del primero de los 21 documentales que lucharán en la Sección Concurso por los Premios Espiello y que se proyectará este domingo, a las 11:00 horas. Le seguirán “Hijos de la tierra” de Axel O’Mill y Patxi Uriz (España) y estreno en Huesca, “Nuestra señora de Sali”, de Aleksej Pavlovsky (Croacia) y estreno en España, “Crisol: castellers indios, govindas catalanes, de Marta Saleta (España) y estreno en Europa, “Él se lo guisa”, de Valérie Berteau y Philippe Witjes (Bélgica), “Tashi y el monje”, de Andrew Hinton y Johnny Burke (India) y estreno en España, “Buenas noches Sarajevo”, de Edu Marín y Olivier Algora (España) y estreno en Aragón así como “Abriendo puertas” de Juanmi Gutiérrez (España) y estreno en Aragón, son los títulos de los documentales que se proyectarán este domingo, en sesiones de mañana, tarde y noche.

Homenaje a Cecilia Bartolomé

Sorprendida y fascinada se ha mostrado Cecilia Bartolomé -una de las primeras directoras de cine de nuestro país, junto a Josefina Molina y Pilar Miró- en el homenaje que le ha rendido la organización de Espiello, XIII Festival Internacional de Documental Etnográfico de Sobrarbe, dentro de la Sección Mayestros. Su sorpresa ha sido mayúscula al recibir un trofeo, obra de Jesús Sanz, de manos de la directora del certamen, Patricia Español. La directora ha recibido el galardón este viernes.

Cecilia Bartolomé, que no tenía conocimiento de este festival hasta que este año la organización de Espiello se puso en contacto con ella, ha valorado “la ebullición artística tan grande que he encontrado en un sitio tan pequeño. No imaginaba la cantidad de gente que mueve Espiello. Estoy acostumbrada a asistir a sitios, incluso en el propio Ateneo de Madrid, con 30 o 40 personas y aquí es espectacular la afluencia. Sinceramente, tenía la imagen de una zona agrícola-ganadera y me ha llamado la atención el movimiento cultural tan grande que hay aquí. Este homenaje es más que un premio”.

En la actualidad, Cecilia Bartolomé confiesa que está “medio jubilada” y alejados sus ojos de detrás de la cámara. Me dedico a escribir proyectos, máxime en una época en la que pervive una política anticultural muy fuerte y una gran crisis en la que solo salen adelante los grandes proyectos. Ahora “lucho” desde la sombra. Rodar un película conlleva un trabajo colectivo de mucha gente en el que ahora hay que luchar con una industria y un arte desprotegido”.

Si este viernes la programación de Espiello, ha estado centrada en el homenaje a Cecilia Bartolomé, con una afluencia de unas 160 personas, por la mañana ha girado en torno al público infantil y juvenil. Tras la entrega de los premios Chiquiespiello y las proyecciones de los trabajos en aragonés elaborados por los CRAs Alto Ara y Cinca-Cinqueta, se ha exhibido “Camino a la escuela”, el primer documental etnográfico que se ha proyectado en Espiello para los más jóvenes.

La respuesta ha sigo magnífica, con presencia de familias, con niños muy pequeños, que sumaban un total de 157 personas en la sesión de las 12:15 horas. Todos han seguido con mucha atención la historia real de cuatro niños que, a diario, se enfrentan a multitud de adversidades y peligros para llegar a la escuela, que superan gracias a la enorme ilusión que sienten pos acudir a la escuela y aprender, en lo que constituye toda una lección de coraje, predeterminación y esfuerzo.