Foto: SobrarbeDigital

El Castillo de Aínsa acoge este fin de semana, la trigésima tercera edición de la Expo-Feria de Sobrarbe con más de 130 expositores. Del 7 al 9, la feria sirve de punto de encuentro de muchos vecinos del Sobrarbe, a los que se suman otros de comarcas limítrofes, del sur de Francia y de diferentes puntos de Aragón y Navarra.

Heredera de ferias medievales, la Expo-Feria sigue en su apuesta por divulgar y potenciar las razas y variedad autóctonas, tanto ganaderas como agrícolas.

La ganadería y la agricultura son dos de los pilares de esta feria, a los que en los últimos años se han incorporado los aspectos ambientales, de la mano de la Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos. Edición tras edición, el certamen adquiere mayor especialización en los citados sectores, reflejando así la evolución que vive la agricultura y la ganadería en Sobrarbe.

Un certamen que, organizado por el Ayuntamiento de Aínsa, la Cooperativa Sobrarbe y la Asociación Empresarial Turística Sobrarbe.