Foto: SobrarbeDigital
Foto: SobrarbeDigital

La Diputación Provincial de Huesca (DPH) aprueba una plantilla de 114 personas para el Servicio Provincial de Bomberos.

Sobre este tema, Enrique Campo, presidente de la Comarca de Sobrarbe, ha comentado que «la DPH decidirá dónde estarán los parques principales, en principio, se ha hablado de tener un parque de bomberos comarcal, en este caso, sería el parque de Aínsa-Boltaña», con «seis bomberos profesionales», además de poner en marcha «los bomberos voluntarios», ha explicado Campo.

Enrique Campo habla de todo ello.

El Servicio Provincial de Extinción de Incendios y Salvamento (SPEIS) contará inicialmente con una plantilla de 114 bomberos y un presupuesto en 2019 de 8 millones de euros. Así se acordaba por unanimidad en la sesión extraordinaria del pleno de la DPH de hoy, tras autorizar el Ministerio de Hacienda el aumento de la plantilla de esta institución provincial y la autorización por parte del Ministerio de Política Territorial y Función Pública Administraciones Pública para que esta plantilla, de nueva creación, no afectara a la masa salarial.

Foto: SobrarbeDigital
Foto: SobrarbeDigital

Son las fases administrativas que la Diputación Provincial sigue dando para dar respuesta a esta competencia delegada por el Gobierno de Aragón y que, hasta que esté en marcha un servicio autonómico de Bomberos.

La plantilla aprobada se distribuye en 60 de bomberos, 48 oficiales y 6 jefes de intervención y la relación de puestos de trabajo incluye la descripción de cada categoría en cuanto a grupo, niveles, jornada laboral y la percepción salarial: un bombero del grupo C1, nivel 16, de los cuales habrá 60 plazas, cobrará unos 30.000 euros; el oficial, de nivel 18 y para el cual se prevén 48 plazas, algo más de 32.000 euros al año y los jefes de intervención, más de 34.000 euros al año cada uno de los 6 previstos en número de plazas con nivel 20.

El coste para la puesta en marcha del servicio es de 8 millones de euros al año de los cuales 5,5 millones se destinarán a gastos de personal; 1,5 millones de euros para inversiones y 1 millón de euros para otros gastos como el mantenimiento, financiados de la siguiente forma: 5 millones proceden de recursos de la propia Diputación de Huesca, 1,5 millón de euros del convenio con el Gobierno de Aragón, 1 millón de los seguros y el resto, unos 500.000 euros, corresponde a ingresos por tasas.

Una vez fijados los inicios administrativos para la puesta en marcha del servicio, los siguientes pasos, siempre al amparo de la seguridad jurídica y técnica que se vaya determinando, es ir concluyendo el plan director, finalizando los procesos de las comisiones mixtas de transferencias con comarcas y ayuntamientos que tienen parque de bomberos.

Para lleva a cabo esta labor, entre otras responsabilidades, DPH y Ayuntamiento de Huesca han valorado la idoneidad del inspector jefe del Servicio de Extinción de Incendios de Huesca, Daniel Muñoz que estará al frente del Servicio provincial.