La concienciación ciudadana, la educación medioambiental y una gestión sostenible de los ibones y turberas del Pirineo serán clave para su preservación. Esta es una de las conclusiones que deja la jornada que se ha celebrado este lunes en Boltaña y que ha reunido a científicos, gestores, empresarios, administraciones públicas y particulares para exponer y debatir sobre la situación actual de estos ecosistemas del Pirineo.

En el encuentro no solo se ha puesto en común la situación de estos recursos naturales si no también ha servido para aportar ideas de cara a una gestión sostenible, algo que será clave para su preservación.

Es la primera vez que todos los agentes implicados se reúnen para afrontar los retos de un cambio global que ya está afectando a estos recursos naturales. Con esta jornada se pretende, además, estrechar los lazos de colaboración para poder también compatibilizar estos ecosistemas con el uso turístico. “Por primera vez tenemos una red de observación en la que no sólo los científicos participamos, también lo harán los gestores y la administración pública”, ha indicado Blas Valero, responsable del proyecto REPLIM.

Los lagos y turberas son ecosistemas icónicos del Pirineo, pero muy vulnerables. En todo el Pirineo hay cerca de mil ibones y en el proyecto REPLIM se monitorizan 38 de ellos y 6 turberas, para los que se han seguido distintos criterios como el de representatividad. Su conservación ofrece una oportunidad para la concienciación ciudadana sobre los retos del cambio climático y la creciente presión por las actividades humanas.

El objetivo de la red REPLIM y también de estas jornadas es que sirvan de alerta para seguir el cambio climático en el Pirineo y también ayude a hacer frente a los problemas de gestión de los ibones, en una discusión abierta que integre a todos los participantes y con la que se pueda llegar a acuerdos. La conservación de estos ecosistemas en el marco de un desarrollo sostenible de la montaña es un reto y una oportunidad para concienciarnos de los efectos del cambio global.

La jornada ha dado comienzo con la exposición por parte de los científicos del proyecto REPLIM del estado del conocimiento de los ibones y turberas pirenaicos, ofreciendo un diagnóstico de la situación ecológica de los lagos de los Pirineos, su posible respuesta al cambio climático y al impacto de las actividades humanas (lo que se conoce como cambio global) y las posibilidades que la red REPLIM puede ofrecer para un desarrollo sostenible a la población de los valles pirenaicos.

También se han analizado estos ecosistemas como recursos para la actividad económica y social por parte de empresas de turismo de montaña, empresas hidroeléctricas y asociaciones de montañismo, quienes han coincidido en que su máxima es trabajar en estas zonas bajo los criterios de máximo cuidado, potenciando un turismo respetuoso con el medio ambiente.

Además, se han dado las directrices y proyectos en marcha de gestión de los ibones y turberas por parte de los departamentos involucrados del Gobierno de Aragón, así como por administraciones locales y comarcales, representantes de los parques y espacios protegidos o colectivos que trabajan en la alta montaña.

Ya por la tarde, ha tenido lugar la mesa debate que ha contado con la participación de Joaquín Olona, consejero de Desarrollo Rural y Sostenibilidad del Gobierno de Aragón y representantes del IPE-CSIC, Comarca de Sobrarbe, Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, empresas, ayuntamientos y Federación Aragonesa de Montaña.

Todos están de acuerdo en que hay que armonizar los usos, recursos y su conservación y que las soluciones pasan por una mayor educación medioambiental, trabajar en una normativa consensuada y conocer bien estos recursos naturales con datos para saber en qué estado se encuentran y que puedan ayudar a su mantenimiento.

Para cerrar la jornada, se han entregado los premios del concurso de relatos «Los ibones del Pirineo” organizado por REPLIM y el Geoparque Mundial de la UNESCO Sobrarbe-Pirineos en las categorías libre y escolar y se ha presentado en primicia la composición musical “La música de Marboré” elaborada por el equipo del Dr. José Luis Simón (Universidad de Zaragoza) basada en la secuencia de sedimentos acumulada en el lago de Marboré desde su origen tras la retirada de los glaciares.

REPLIM es un proyecto cofinanciado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional, FEDER a través del programa POCTEFA 2014-2010. Los resultados de REPLIM contribuirán a que se desarrolle y ejecute la estrategia y el plan de acción del Observatorio Pirenaico del Cambio Climático en los próximos tres años.

El proyecto incluye centros de investigación del País Vasco, Navarra, Aragón y Cataluña, de los departamentos franceses de Nueva Aquitania y Occitania y de Andorra. La Comarca de Sobrarbe y el Geoparque de Sobrarbe participan como asociados en dicho proyecto.