Imagen facilitada por Morillo de Tou

@Inpirineos es la galería fotográfica sobre los Pirineos más grande de Instagram. Actualmente siguen esta cuenta más de 26.500 “followers”.

Por este motivo, Mónica Valencia y Oliver Martín (mánagers de @inpirineos) decidieron organizar un Instameet, es decir, un encuentro “real” entre los seguidores de esta galería que solamente se conocían de manera “virtual”.

A este primer Instameet Inpirineos han asistido un total de 25 instagramers desde distintos puntos de procedencia como Pamplona, Barcelona, Val d’Aran, Zaragoza y Huesca.

Todo un éxito de convocatoria que reafirma a @Inpirineos como una de las comunidades fotográficas más importante del Pirineo, no solamente por seguidores en Instagram, sino también por su repercusión fuera de esta red social.

Para este encuentro es buscó huir un poco del concepto más “típico”, optando por incluir varias actividades que fuesen más allá de un paseo fotográfico.

La jornada comenzó con una ruta foto-senderista hasta la Atalaya de Morillo de Tou (s.XII). El enclave de esta torre de vigilancia medieval, en lo alto de la Sierra de Cotón, es uno de los mejores miradores de esta zona hacia el Pirineo Central. Por este motivo, al llegar a esta localización, se desató el frenesí fotográfico entre las exclamaciones de sorpresa de los asistentes. La caminata transcurrió entre las explicaciones sobre historia y naturaleza que iban dando Mónica Valencia y Oliver Martín .

Tras la ruta, se pudo tomar un refrigerio y descansar un poco, comer en el restaurante Casa Cuello de Morillo de Tou, bañarse en la piscina del recinto vacacional, y seguir charlando distendidamente en un foro totalmente abierto, sobre fotografía, montañas y mil cosas más.

El fin de jornada lo puso Cerveza Rondadora, que ofreció un cata de las variedades de cerveza artesanal que se producen en su fábrica de La Cabezonada, en el valle de La Fueva. Un broche de lujo para que los asistentes volviesen a sus casas con el mejor sabor de boca.

Este encuentro “físico” ha dado la oportunidad de intercambiar muchísimas ideas, vivencias, hablar sobre fotografía, sobre los Pirineos, entre brindis, fotos, risas y charla, compartiendo mucho más que fotos o un puñado de “likes” e ir mucho más allá de lo que permite una red social.

La organización agradece la participación de todos los asistentes, la colaboración del Centro de Vacaciones-Pueblo Recuperado de Morillo de Tou y de Cervezas Rondadora, así como la difusión por parte de diversos medios gráficos, prensa y páginas web. Ya se tiene la mirada puesta en una próxima cita.