Foto: SobrarbeDigital.

La DPH pide a la administración central y autonómica que compense los costes de las sanciones a los ayuntamientos pirenaicos por vertidos si dichas sentencias se ratifican.

La Diputación Provincial de Huesca ha aprobado por unanimidad, en su pleno celebrado el viernes, dos propuestas en defensa de los intereses del territorio y en especial de los municipios de montaña en aspectos relacionados con los temas de centrales hidroeléctricas y depuración de vertidos.

Una de las propuestas aprobadas ha sido la relacionada con las obras de depuración en los municipios pirenaicos. En este sentido, la Diputación Provincial de Huesca, y mientras los procesos judiciales siguen su curso, pide al Gobierno central y al autonómico que, en el caso de que las sentencias por vertidos sean firmes y ratifiquen las sanciones a los ayuntamientos por tal motivo, indemnicen de oficio a las entidades locales pirenaicas por el importe de las sanciones impuestas, en razón a la responsabilidad de dichas administraciones por la inexistencia de depuradoras y de las pertinentes autorizaciones para verter agua en el Pirineo aragonés.

Río Ara a su paso por Boltaña. Foto: SobrarbeDigital.

El acuerdo de insta igualmente a ambas administraciones al cumplimiento «en la mayor brevedad posible» de sus obligaciones en orden a la depuración de ríos pirenaicos al ser obras declaradas de interés general».

La Diputación Provincial ha venido prestando asesoramiento y defensa a ayuntamientos sobre los que hay, por parte de la CHE, un procedimiento sancionador por vertidos urbanos en los ríos pirenaicos. En este punto, el acuerdo de hoy insta a la Confederación «que se abstenga de imponer sanciones a las entidades locales por la falta de sistemas de depuración, en tanto la competencia para la instalación de los mismos, al estar declaradas como obras de interés general del Estado, corresponde a la Administración estatal».

El segundo acuerdo aprobado también por unanimidad reitera la necesidad de modificaciones legislativas que recojan el derecho territorial a la compensación por los aprovechamientos hidroeléctricos, así como la reversión al dominio público, una vez se extingan las concesiones, de los elementos e instalaciones sitos sobre el mismo, tal y como ya se solicitó en junio de 2018 en el pleno de DPH.