Equipo de fisioterapeutas del Hospital de Barbastro.

El Servicio de Rehabilitación del Hospital de Barbastro, con la colaboración del departamento de Informática e Innovación del centro, pone en marcha un proyecto pionero en Aragón para favorecer la recuperación de los pacientes afectados por el coronavirus desde sus domicilios.

Desde la semana pasada, a través de la página web del centro, los pacientes pueden acceder a un plan de tratamiento que, a través de vídeos y otros recursos audiovisuales explicativos, les permite seguir avanzado en su recuperación en casa.

Este sistema de fisioterapia domiciliaria está pensado para quienes tengan que permanecer aislados en casa y para aquellos que hayan recibido el alta hospitalaria y necesiten soporte a la convalecencia.

La coordinadora del Servicio de Rehabilitación, Paloma Rodríguez, explica que desde que se desató la pandemia, en el Hospital de Barbastro asumieron la importancia del abordaje fisioterapéutico en este tipo de pacientes. “Desde el inicio asumimos la importancia de la rehabilitación en el abordaje de este tipo de pacientes tras la fase inflamatoria aguda, observando las importantes secuelas que, tanto desde el punto de vista respiratorio como neuromuscular ocasionaba el virus a los mismos, determinando un importante deterioro funcional cuyas secuelas se prolongan en el tiempo”, explica.

“En este sentido, la anticipación del Servicio de Rehabilitación del Hospital de Barbastro fue clave para protocolizar todas las fases, desde el confinamiento y la hospitalización en la fase aguda hasta la convalecencia tras recibir el alta hospitalaria”, añade.

Fundamentados en recomendaciones de grupos de expertos y sociedades científicas relevantes como la Sociedad Española de Rehabilitación Cardiorespiratoria (SORECAR), la Sociedad Española de Rehabilitación y Medicina Física (SERMEF), la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) o la Chinese Association of Rehabilitation Medicine e inspirados en la guía de práctica clínica de la WCPT (World Confederation of Physical Theraphy) «Fisioterapia en el manejo del paciente COVID19 en la fase aguda hospitalaria», elaborada por un equipo internacional de expertos en cuidados intensivos y cardiorrespiratorios en la que se describen recomendaciones para el abordaje del paciente COVID en el entorno hospitalario agudo, desde el Servicio de Rehabilitación elaboraron primero un protocolo inicial de derivación de pacientes adaptándolo a las particularidades de su ámbito hospitalario.

Después, ante la variabilidad de presentación clínica y la demanda de las distintas especialidades, desde medicina interna, anestesia o intensiva, se crearon otros cuatro más específicos, centrados en el abordaje fisioterápico:

1. Paciente confinado en casa. Aplicación de “telemedicina”. En la página web del hospital hay un acceso a una serie de ejercicios que el paciente puede realizar en su casa desde su confinamiento. Además, cada fisioterapeuta llama a sus pacientes para valorar la evolución de su estado funcional y, a través del correo electrónico realizan un seguimiento apoyado en materiales audiovisuales.

2. Paciente hospitalizado. Abordaje telemático cuando es posible a través de las cámaras web que el servicio de informática del Hospital de Barbastro instaló al inicio, a través de las cuales, el personal sanitario ha podido hacer seguimiento, contactar y pautar tratamiento al paciente durante todo el proceso. Además, en las habitaciones de la planta COVID se ha colocado iconografía e imágenes identificativas de la terapia física y se trabaja la posibilidad del visionado de material audiovisual a través de la televisión de cada habitación. Asimismo, a este tipo de pacientes se les facilita un protocolo de ejercicios que responden tanto al trabajo respiratorio como musculo-esquelético, según indicación médica.

3. Paciente en cuidados intensivos. Es un protocolo extenso, atendiendo a la complejidad del paciente y para ello, se crearon 3 equipos de trabajo que, por parejas, atendían directamente a los pacientes. En coordinación con medicina intensiva, se aplicaba la fisioterapia de forma temprana en estos pacientes largamente hospitalizados, fisioterapia respiratoria, cambios de posición de los pacientes, drenajes posturales o técnicas encaminadas a la recuperación del síndrome de Inmovilidad en UCI.

4. Paciente en fase de recuperación y alta hospitalaria. Hasta ahora, junto con el alta, se entrega un tríptico con ejercicios generales y un sistema de autorregistro que servirá de guía para pacientes y profesionales, pero a partir de esta semana, también se pone en marcha el nuevo sistema de “tele-rehabilitación” que permitirá seguir un plan de trabajo fomentando el empoderamiento del paciente, su recuperación y adherencia al tratamiento.

La fisioterapia ha tenido un papel fundamental en el Hospital de Barbastro en el abordaje de la rehabilitación durante el COVID y desde el centro destacan “la humanización del proceso” como parte implícita en todas las actuaciones. “La cercanía a los pacientes y familiares, así como la individualización de cada tratamiento han sido fundamentales.

También el alto compromiso de todo el personal implicado en el proyecto desde el primero momento, el funcionamiento multidisciplinar en el abordaje clínico, con apoyo de la Dirección del Hospital, y el suministro de los EPIs necesarios para poder realizar dicha labor con seguridad”, concluye Rodríguez.

Imagen facilitada por la DGA.