Foto: Inmaculada Casasnovas.

Menús equilibrados, elaborados con productos de calidad y ya casi al cien por cien ecológicos, fueron los parámetros que hace cuatro años planteó el director del IES Sobrarbe de Aínsa, Chorchi Díaz, de cara a dar un importante giro al comedor de este centro escolar.

A finales de este curso 2017-2018 se completará este ciclo y los menús estarán elaborados íntegramente con productos de calidad, de cercanía y ecológicos.

Este año se han incorporado las carnes ecológicas, prácticamente en su totalidad; un alimento que por su mayor coste económico ha tardado mayor tiempo en incluirse en la dieta del alumnado de este centro escolar. Algunas carnes, como el cordero, añaden el certificado halal.

El IES Sobrarbe ha seguido la estela del CEIP Asunción Pañart, colegio de Aínsa que hace varios años ya implantó este modelo de alimentación en el comedor, con gran aceptación en la comunidad escolar. Ahora, desde el IES Sobrarbe, Chorchi Díaz quiere dar a conocer la iniciativa emprendida hace cuatro cursos a través del programa “Educación en comer sano”.

Díaz explica que “el primer curso elaboramos unos menús equilibrados y al año siguiente apostamos por los productos de calidad, haciendo especial hincapié en carnes y pescados.

El pescado, como en nuestro caso no es producto de cercanía, lo adquirimos fresco o congelado en alta mar; el resto de alimentos sí que son de cercanía. Algunos los compramos a productores locales, pero no resulta suficiente. De los primeros productos que se incorporaron a esta dieta sana y equilibrada destacan pastas, arroces, legumbres, frutas, verduras y huevos camperos”.

Difusión del programa en la comunidad educativa
Coincidiendo con la remodelación de la cocina y el cambio en la forma de servicio, desde el IES Sobrarbe, Chorchi Díaz muestra su satisfacción por esta evolución progresiva en el cambio de la alimentación y en la educación del sabor de los alumnos, concienciándolos de las bondades de los productos ecológicos, en los que, como sucede con las frutas, prima el sabor sobre su aspecto exterior. Para completar bien el servicio de comida, Chorchi Díaz habla de la necesidad de contar con un cocinero más.

El cambio de los menús se ha producido de forma tan paulatina que, según asegura el director del instituto, “ni los propios alumnos han sido conscientes de ello; de ahí que queramos hacerles partícipes de esta experiencia”.

De los 320 alumnos que cursan sus estudios en el IES Sobrarbe de Aínsa, 210 son usuarios de este comedor ecológico. Ahora, tal y como indica el director, “quedan por delante la labor de difusión entre los miembros de la comunidad educativa y el trabajo de educación relativo a alimentación saludable y sostenible dirigido al alumnado”.

Imagen del IES Sobrarbe. Foto: SobrarbeDigital.