Expoferia del Sobrarbe 2017. Foto: SobrarbeDigital
Expoferia del Sobrarbe 2017. Foto: SobrarbeDigital

En total son más de una treintena de ferias las que recibirán ayudas en un calendario ferial que durante el mes de agosto se concentra en Barbastro y Canfranc, es en septiembre cuando se llena de citas en Aínsa-Sobrarbe, Fraga, Puente de Montañana, Monzón, Graus, Ayerbe, Alcolea de Cinca y Sariñena. Las hay centradas en el sector agrícola, industrial, comercial o del automóvil, la ganadería, los oficios tradicionales y, especialmente, en la industria agroalimentaria.

220.000 euros de la Diputación Provincial de Huesca (DPH) irán a parar al sector ferial de la provincia, en concreto serán más de una treintena de citas donde predominan las centradas en los productos agroalimentarios y artesanos, en el sector primario, comercio y servicios, automoción y maquinaria agrícola, pero también las hay dedicadas a la parcela histórica y cultural.

Esta inyección económica que se repartirá entre veinte municipios diferentes llega tras resolverse la convocatoria anual para la celebración de ferias, exposiciones y salones que, según afirma la responsable provincial de Desarrollo Territorial, Maribel de Pablo, busca principalmente “reforzar el turismo de proximidad y las relaciones comerciales” y se refiere a las ferias como “un escaparate del dinamismo y de la diversificación económica que están consiguiendo nuestros pueblos”. En referencia a la idoneidad de las ayudas, Maribel de Pablo apunta un dato “y es que la inversión que suponen estas citas multiplica por cuatro la partida económica que destinamos”.

Reflejo de esta variedad es la programación de este año con la próxima parada en Barbastro, a mediados de agosto, en el Mercado medieval Petronila de Aragón, que junto a la Feria Pirenaica de Luthiers (Pirenostrum) y el salón de la Bioconstrucción de Aínsa se incorporan al calendario ferial.

Pirenostrum Julio 2018. Foto. SobrarbeDigital
Pirenostrum Julio 2018. Foto. SobrarbeDigital

Por las mismas fechas que este mercado, se podrá disfrutar de la Feria Gastronómica Transfronteriza en Canfranc, donde dar cuenta de productos no solo de la zona sino de Francia y de otras comunidades pirenaicas españolas. El último fin de semana de agosto habrá que volver de nuevo a Barbastro para no perderse Ferma, la feria regional que con una trayectoria de más de medio siglo es uno de los escaparates comerciales más destacados de Aragón.

El calendario continúa ya el 1 y 2 de septiembre en Monzón con Replega, el salón nacional del coleccionismo y la Feria Puente de Montañana, dedicada a la artesanía y la gastronomía de la Ribagorza. Apenas unos días después llegan del 7 al 9 de septiembre la Expoferia de Sobrarbe, una de las citas de referencia para el sector agrícola y ganadero del Pirineo aragonés, y Mercocasion, la feria de vehículos y maquinaria de Fraga.

Avanzando en el mes de septiembre, otra de las referencias feriales por sus cifras es Femoga que dirige su actividad al sector industrial, agrícola y ganadero de los Monegros. Este mes lo cierran la Feria de Alternativas Rurales del Prepirineo en Ayerbe, y en el último fin de semana de septiembre la Feria Caballar de San Miguel en Graus.

Esta convocatoria recoge todos aquellos eventos entre noviembre del pasado año y octubre de este año, cuando tendrá lugar en Alcolea de Cinca la Feria Artesana, la feria de vehículos FEBIVO en Binefar, la Feria del Pilar de Estopiñán, dedicada a la ganadería y artesanía de la zona, la conocida Feria de Otoño de Biescas y las Jornadas Micológicas de Ayerbe.

Este año las ayudas llegan a veinte municipios, entre los que destaca por su actividad ferial Monzón con seis citas, seguido de Barbastro y de Aínsa-Sobrarbe, pero entre los destinatarios también están Alcolea de Cinca, Ayerbe, Barbastro, Benabarre, Biescas, Binéfar, Boltaña, Canfranc, Estopiñán del Castillo, Fraga, Graus, Lascuarre, Monzón, Puente de Montañana, Sallent de Gállego, Sariñena y las comarcas de la Jacetania y Monegros.