Joaquín Palacín en Jánovas. Imagen facilitada por CHA.

«En Jánovas un pueblo que vuelve a la vida», el candidato de CHA a Cortes de Aragón, Joaquín Palacín ha pedido sin complejos el voto a su formación política para seguir reconstruyendo el país, y es que “si en algún lugar se ve con claridad que con Chunta Aragonesista las cosas son diferentes es en Jánovas”.

Palacín ha recordado que “CHA ha jugado un papel esencial en la oposición al irracional proyecto de embalse de Jánovas, como también fue clave en el descarte definitivo del mismo, en tiempos de José Antonio Labordeta de diputado en el Congreso”.

“Ahora hemos sido partícipes cerrando el círculo, consiguiendo un sueño añorado desde hace décadas, la vuelta a la vida de Jánovas, destinando fondos desde el Departamento de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda, para roturar campos de labor, para dotar de luz eléctrica al pueblo 35 años después y para urbanizar calles, hemos colaborado en que Jánovas recupere la vida y vuelva la dignidad”, ha explicado Palacín.

Joaquín Palacín ha recordado que “el movimiento se demuestra andando”, y mientras el Gobierno de Aragón ha invertido en la “vuelta a la vida” de Jánovas, el Gobierno de España, ya sea con el PP o con el PSOE, no ha destinado un solo euro.

CHA tiene que estar en el Gobierno de Aragón para exigir al Gobierno de España que considere prioritario el impulso, planificación y ejecución del Plan de Desarrollo Sostenible para el ámbito afectado por el Proyecto del Salto de Jánovas, así como de los planes especiales de Jánovas, Lavelilla y Lacort.

Y es que el candidato de CHA ha considerado una vergüenza que el Gobierno de España siga licitando y ejecutando proyectos de embalses, sin planes de restitución, como está ocurriendo con el embalse de Almudévar, o que no se ejecuten todas las obras de restitución pendientes ligadas al embalse de Montearagón, que afecta a los municipios de Huesca/Uesca (Apiés, Fornillos) y de Loporzano (San Julián de Banzo, Barluenga y Chibluco), «estamos hablando de obras de abastecimiento, caminos, carreteras, patrimonio, alumbrado, servicios locales, depuración, reforestación…, se sigue ninguneando y pisoteando los derechos de los municipios y las personas afectadas por obras hidráulicas de regulación», ha apuntado Joaquín Palacín.