José Mari Giménez, alcalde de Boltaña. Foto: SobrarbeDigital

A nivel festivo las fiestas de Boltaña han sido buenas, pero el balance en su conjunto se ha resentido por el repentino fallecimiento de un vecino muy querido de la localidad, según manifiesta el alcalde José Mari Giménez.

Las Fiestas de la Convivencia han tenido lugar del 23 al 26 de agosto.

«Las personas que vienen de fuera quizás no lo notaron, sin embargo los del pueblo lo hemos resentido», tras lo ocurrido el viernes por la noche las fiestas han sido más tristes, comenta, el primer edil.

Por otra parte, el alcalde Giménez dice que el pregón, que estuvo a cargo de Javier Campo, ha gustado mucho porque ha sido diferente a otros años.  También valora el trabajo que realiza la brigada municipal, su «organización es perfecta», así como la labor de los voluntarios y los trabajadores del Ayuntamiento.

José Mari Giménez, alcalde de Boltaña.

 Galería de imágenes