Cada vez más, la avenida Sudiera (una de las principales vías de entrada a la villa de Aínsa) se parece a un vertedero, por la cantidad de suciedad que hay, siguen las cacas de perros, que sus queridos dueños NO recogen…

Y, ahora, hay que sumar, las compresas, bueno mejor dicho UNA COMPRESA tirada en el pavimento, lado Peña Montañesa.

Pero ¿quién puede perder una compresa?

Sitio: Avenida Sudiera, en Aínsa

Foto, de Anónima