Imagen facilitada por la CHE.

La Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), organismo autónomo, adscrito al Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (MAPAMA), ha comenzado recientemente los trabajos para la prevención de incendios forestales en montes gestionados por el Organismos en los municipios de Aínsa, La Fueva, Caldearenas, Secastilla, Las Peñas de Riglos y Graus, en Huesca.

La actuación, con un plazo de ejecución de un año y un presupuesto de 256.422 euros, se integra en las acciones que ejecuta la CHE con fondos de la Dirección General de Desarrollo Rural y Política Forestal del Ministerio en las provincias de Huesca, Lleida, La Rioja y Soria. Este es el primero de los cuatro proyectos que se realizarán en este ejercicio.

Los objetivos de estas actuaciones son la reducción de la carga combustible vegetal; la mejora de la composición de la masa forestal; la mejora y la recuperación de accesos; favorecer la ganadería extensiva y la restauración hidrológico-forestal.

Desde este semana el Organismo está trabajando en el “monte Griébal”, en Aínsa y posteriormente se intervendrá en «Caneto», en La Fueva, en la Comarca de Sobrarbe. Además de los montes: “Sabinera y Lenavalle”, en las Peñas de Riglos en la Comarca de la Hoya de Huesca; “Lorés”, en Caldearenas en la Comarca de Alto Gállego; y “Secastilla”, en Secastilla y “Portaspana”, en Graus, ambos en la Comarca de Ribagorza.

Los trabajos consisten en:

El mantenimiento y creación de fajas auxiliares, de cortafuegos, áreas estratégicas e infraestructuras ganaderas, así como la creación de un perímetro de seguridad para reducir el riesgo de incendio, mejorar la transitabilidad de las vías forestales y favorecer la logística de la extinción, el aterrizaje de helicópteros y la instalación de puestos de mando

El acondicionamiento y adecuación de pistas forestales que favorece las labores de mantenimiento, vigilancia y extinción
La ejecución de cerramientos ganaderos; la construcción de pasos canadienses y la limpieza de balsas para potenciar los usos y aprovechamientos tradicionales en el monte y la economía local
La reforestación para crear una nueva cubierta vegetal de protección contra la erosión, eliminando el impacto paisajístico y recuperando el hábitat

La CHE, junto con estos importantes proyectos, realiza continuamente actuaciones de mantenimiento, conservación y mejora del estado de los montes que gestiona. La Confederación gestiona directamente 30.000 hectáreas de monte, la mayoría bosques reforestados para la protección de laderas junto a embalses y barrancos.

Este año se ha realizado una actuación dirigida al acondicionamiento y mejora de la red de pistas forestales en el entorno de los embalses de Santa Ana (Lleida) y Barasona (Huesca), en concreto los accesos a los montes de Tragó de Noguera, en el término municipal de Os de Balaguer (Lleida) y de Barasona, en Graus (Huesca), ya que los accesos a los montes constituyen una herramienta imprescindible en la prevención y lucha de los incendios forestales.

El Organismo también ha intervenido, en este caso con medios propios, en montes de la Ribagorza para la limpieza de pistas forestales afectadas por el temporal del pasado mes de abril.