Imagen del cenobio. Foto: SobrarbeDigital.

Unas buenas comunicaciones son imprescindibles para mejorar la circulación y accesos a los núcleos de la provincia y, a su vez, facilitar la llegada hasta los puntos turísticos del Alto Aragón. Estos dos componentes son los que llevan a la Diputación Provincial de Huesca (DPH) a mantener una línea de actuación continua y algunos de los últimos ejemplos se encuentran en la Comarca de Sobrarbe con el acondicionamiento de tres kilómetros de la carretera entre el pueblo de Oncins y el Real Monasterio de San Victorián, en el municipio de El Pueyo de Araguás. Paralelamente a esta mejora, se ha adecuado también la zona de aparcamiento en San Victorián.

Así lo han conocido in situ el presidente de la DPH, Miguel Gracia, y la vicepresidenta, Elisa Sancho, en una visita al Sobrarbe en la que estuvieron acompañados por el alcalde del municipio de El Pueyo de Araguás, Jesús Buetas, y del diputado provincial y alcalde de La Fueva, Ramón Laplana, entre otros alcaldes de la zona.

“La coordinación entre las administraciones es fundamental a la hora de llevar a cabo actuaciones de mejora, mantenimiento y desarrollo de equipamientos, servicios e infraestructuras que mejoren la calidad de vida de quienes habitan en los pequeños pueblos y a la vez posibiliten que, en zonas turísticas, las visitas y desplazamientos sean más seguros, accesibles y fluidos”, ha dicho Miguel Gracia, tras conocer las obras y proyectos que la Diputación está acometiendo tanto en el entorno del Monasterio de San Victorián como en el valle de La Fueva.

El Monasterio de San Victorián es uno de los emplazamientos más visitados de esta Comarca y mejorar los accesos era una prioridad para el Ayuntamiento. En este sentido, la actuación de la DPH ha consistido en suavizar o eliminar curvas, así como en un asfaltado de los últimos tres kilómetros de acceso al recinto monacal. En estudio está ahora el continuar con la mejora de esta carretera acometiendo una actuación similar en el siguiente tramo, entre Oncins y San Victorián.

Asimismo se han desplazado hasta Muro de Roda, otro de los puntos principales de atracción turística del Sobrarbe y se ha valorado la posibilidad de acondicionar los accesos para facilitar las visitas turísticas a este conjunto histórico medieval. Ramón Laplana, alcalde del municipio que lo alberga, La Fueva, ha incidido en la necesidad de mejorar los accesos a este emplazamiento y para ello ha trasladado a la Diputación de Huesca la necesidad de asfaltar la pista que da acceso a Muro de Roda.

“Con mejores comunicaciones se puede plantear un sistema de visitas guiadas paralelo y complementario al de San Victorián, de forma que el turista que llega al Sobrarbe tenga la posibilidad de conocer más de nuestro territorio”, ha dicho Laplana.

Miguel Gracia ha argumentado la necesidad de que las administraciones impulsen políticas y desarrollen iniciativas que contribuyan a la repoblación y en este sentido, la actividad turística en el medio rural, y en una zona como el Sobrarbe, contribuye a dinamizar las economías de las familias que ya habitan en estos pueblos. “Se trata de fomentar acciones que tengan continuidad a largo plazo, que generen empleo, sobre todo entre las mujeres, que son el pilar de las familias en los pueblos”, ha dicho.

Durante su estancia en el Sobrarbe, los responsables de la DPH, de la Comarca de Sobrarbe y de los municipios citados visitaron también otras actuaciones cofinanciadas por la institución provincial, como son las acometidas con los planes de obras y que han supuesto la mejora de la red de abastecimiento de agua entre Solipueyo y Rañín, así como la ampliación de la capacidad de la red de abastecimiento desde el desvío de Humo hasta la localidad de Rañín, de forma que se garantiza el suministro doméstico y que las explotaciones ganaderas tengan garantizada el suministro de agua.

Otro de los proyectos del valle de La Fueva que se ha analizado es la realización o construcción de una balsa de reserva de agua, un proyecto que garantizaría el abastecimiento de agua en los meses estivales tanto a los habitantes como a las granjas de la zona.