El salón del Tanto Monta en el palacio episcopal de Huesca acoge desde hace apenas un mes una de las exposiciones más especiales de los últimos tiempos, con un conjunto de cantorales que ofrecen la oportunidad de volver atrás en el tiempo.

Son códices de gran valor histórico conservados en la Catedral de Huesca que transmiten el repertorio de la liturgia jerónima y se pueden ver por primera vez hasta el 31 de marzo en una iniciativa del Instituto de Estudios Altoaragoneses junto con el área de Cultura de la Diputación Provincial de Huesca, con la colaboración del Museo Diocesano.

La historia de estos preciados libros que ponen color a la música se puede conocer con la visita a la muestra por la que hasta el día de hoy han pasado 700 personas, pero también en alguna de las actividades programadas de forma paralela y en las visitas guiadas que se organizan cada domingo a partir de las 12 horas.

Este jueves, a partir de las 19 horas, tendrá lugar la tercera y última conferencia centrada en la historia y las características de cada uno de los cantorales, impartida por la doctora Pilar Bosqued, especialista en historia del arte.

Con los cantorales como hilo conductor, Bosqued quiere adentrar al público en la vegetación de la época, explicando sus características en los distintos soportes y comparando estilos. La conferencia, de carácter divulgativo, está pensada para un público general. Con entrada libre y en el mismo salón del Tanto Monta, Arte y Botánica en Cantorales de la Orden de San Jerónimo propone un viaje por la flora de la alta Edad Media a través de distintos soportes.

Cuando uno se acerca a contemplar los cantorales sorprende la ornamentada caligrafía y el cuidado estilo que caracterizaba la escritura de la época. Para todos aquellos que tengan curiosidad por aprender a escribir de este modo, los días 24 y 25 de este mes, en horario de 17:30 a 19:30 horas, se ha organizado un taller en el que el calígrafo Rodrigo Vicente Palced enseñará las pautas de las escrituras en cantorales, que se realiza a mano alzada, y su caligrafía gótica hispana.

Es una introducción a este tipo de escritura con la pluma de metal común en el medievo y está recomendado para un público general, adulto y juvenil. Las plazas se han limitado a veinte asistentes y la inscripción se puede realizar en la sede del IEA, en la calle del Parque, por correo electrónico (iea@iea.es) o bien por teléfono (974 294 120). El taller tendrá lugar en el aula del Museo Diocesano de Huesca.

Coincidiendo con la última etapa de la exposición, se pondrán en marcha las actividades didácticas para escolares, orientadas a los centros de la provincia que quieran conocer cómo era la escritura de antaño.

Fotos: DPH