Las imágenes del vídeo corresponden al rescate realizado en Pineta.
Este martes, se ha recibido un aviso a las 07’30 horas desde el refugio de Respumoso (Panticosa), informando que un montañero se había lesionado el tobillo en la tarde noche de ayer y que hoy no podía descender por sus propios medios, se dirige al lugar EREIM Panticosa junto personal de la Unidad Aérea de Huesca y sanitario de 061, tras asistir al lesionado es introducido en el helicóptero y trasladado a la helisuperficie de El Pueyo de Jaca y de allí en ambulancia convencional al Hospital Comarcal de Jaca, se trata de un varón de 21 años vecino de Madrid.

Lunes día 7 de agosto.
Sobre las 12’10 del día de ayer se recibió un aviso en la central 062 de la Guardia Civil de Huesca, informando que en la senda de bosque del Betato, termino municipal de Sallent de Gallego, varias personas que realizaban un paseo a caballo habían sufrido una caída al salir espantados los animales, habiendo resultado heridos tres adultos y un menor. Se dirige al lugar personal del EREIM y del Puesto de Seguridad Ciudadana de Sallent de Gallego, ambos en vehículo, al tratarse de una zona boscosa, y se solicita apoyo de la Unidad Aérea de Huesca y médico del 061.

Al llegar al lugar, tras comprobar el estado de los accidentados, se busca un sitio apropiado para que el helicóptero pueda tomar tierra, una vez el helicóptero llega al lugar por médico del 061 se realiza una primera atención, siendo trasladadas dos mujeres por helicóptero de la Guardia Civil, una de ellas se trasfiere al helicóptero de 112 y ambas son llevadas al hospital San Jorge de Huesca, un varón es evacuado al hospital comarcal de Jaca y el menor es porteado en camilla hasta una ambulancia del 061 que lo trasladó hasta el Hospital San Jorge de Huesca.

Las personas que no resultaron heridas fueron trasladadas por personal del Seguridad Ciudadana del Puesto de la Guardia Civil de Sallent de Gallego hasta la localidad de Tramacastilla de Jaca, donde tenían estacionados sus vehículos.

Por causas que se desconocen los caballos se alteraron y comenzaron una estampida que dio con la caída de los jinetes. Los heridos son un varón de 44 años, una mujer de 43 y un menor 12 años, todos ellos vecinos de Barcelona y una mujer de 40 años vecina de Madrid.

Sobre las 14’45 horas hay un nuevo aviso de que en el bosque del Betato una mujer había sufrido un accidente en una zona de piedras, en la que resbaló y sufrió un corte que le produjo una herida sangrante en una pierna. Al encontrarse cerca de una pista se dirige al lugar personal del EREIM de Panticosa en vehículo oficial, tras localizar a la herida se le practican los primeros auxilios y es introducida en la camilla y llevada por los especialistas hasta el vehículo oficial y de allí al centro de salud de Escarrilla. La lesionada tenía una herida profunda y con abundante pérdida de sangre en el tobillo, se trata de una mujer de 39 años vecina de Zaragoza.

Por otra parte, a las 17’45 horas se recibió un aviso en la central 062 de la Guardia Civil informando que cuatro personas se encontraban enriscadas en el valle de Pineta (Bielsa), facilitando las coordenadas del lugar, siendo estas muy cercanas a un sendero denominado Faja del Maqui. Se dirigen al lugar personal de GREIM de Boltaña, helicóptero con base en Benasque y médico 061, una vez localizaron a los montañeros en una zona de difícil acceso, finalmente los pilotos pudieron realizar un apoyo parcial de la aeronave para recoger a los montañeros y en varios viajes trasladarlos hasta la pradera del Parador Nacional de Pineta. Al parecer los montañeros regresaban desde el Refugio de Goriz hacia el valle de Pineta y se perdieron acabando enriscados. Los rescatados son dos hombres y dos mujeres de nacionalidad francesa de entre 27 y 30 años.

Sobre las 21’00 horas se recibió llamada telefónica en la central 062 de la Guardia Civil, informando que dos personas extranjeras se encontraban en las inmediaciones del Pico Cerler (Benasque) y que a pesar de estar viendo la localidad no eran capaces de avanzar y solicitan ayuda.

Tras intentar localizar a los mismos por parte de una patrulla de Seguridad Ciudadana del Puesto de la Guardia Civil de Benasque, ya que afirmaban ver los vehículos por la carretera y no conseguir dar con ellos, se dirigen a la zona personal del GREIM de Benasque y con ayuda de frontales se consigue acceder a pie hasta el lugar donde se encuentran se inicia el ascenso hacia el Pico Cerler con las dos personas, pero dado que su estado físico es pésimo al encontrarse agotados y no poder continuar, se busca un lugar donde pasar la noche y esperar a la recogida por parte del helicóptero de la Guardia Civil con base en Benasque.

Al parecer los alertantes habían salido a realizar un recorrido por la zona de las pistas de esquí y cuando decidieron bajar en dirección a la localidad de Cerler se extraviaron y no podían continuar descendiendo ya que había un cortado, encontrándose sin fuerzas para realizar nuevamente el ascenso y bajar por donde habían subido.

A las 07’00 horas despega el helicóptero hasta el lugar donde se encuentran los montañeros con los componentes del GREIM y son evacuados mediante ciclos de grúa hasta el parking de Ampriu, ilesos pero con síntomas de agotamiento. Se trata de un hombre de 64 años y una mujer de 54, ambos de nacionalidad alemana.