Imagen facilitada por FCQ.

Tres de los 13 pueblos del municipio de Tella-Sin -Comarca de Sobrarbe- carecen de red eléctrica: Mirabal, Estaroniello y Revilla. El pueblo de Revilla, se encuentra próximo al Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido (PNOMP). La electrificación de Revilla se produjo en 1997 gracias a un proyecto mediante sistemas solares (potencia fotovoltaica de 9.600 Wp), gestionado por la asociación SEBA (Asociación de Servicios Energéticos Básicos Autónomos). Deshabitado desde los años 70, posee 12 casas rehabilitadas, en una de ellas “Juan Bernad” (s. XVI), se ubica la “Estación Biológica Monte Perdido” (EBMP) gestionada conjuntamente por la Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos (FCQ) y la Fundación Holandesa LammerGier Fonds (LGF).

La finalidad de la misma es el desarrollo de programas de sensibilización (visitas guiadas para observar quebrantahuesos), estancias relacionadas con las aves (estación de anillamiento científico de aves), cursos de formación sobre conservación de hábitats (micro reserva de mariposas) y alojamiento de investigadores, profesionales y estudiantes del medio ambiente relacionados con el trabajo de los ecosistemas de montaña. También se utiliza como “aula al aire libre”, en temas relacionados con la educación ambiental, el desarrollo rural, la ganadería extensiva o la fotografía y pintura de la naturaleza.

Desde hace varios años el sistema fotovoltaico no funciona correctamente, lo que precisaría un cambio total de sus instalaciones. Tras acordar todos los vecinos de Revilla con el Ayuntamiento de Tella-Sin que el suministro de luz eléctrica llegue a través de la red de cable, se realizó el proyecto cuyo coste es 330.000€. El proyecto contempla que la línea eléctrica no sea aérea y vaya toda enterrada desde Lamiana a Revilla. Fue una de las condiciones acordadas entre la FCQ, el Ayuntamiento y los vecinos para evitar daños paisajísticos y de mortalidad en aves, en uno de los lugares mayor densidad de quebrantahuesos de Europa.

El proyecto se inició hace seis años, en la actualidad se encuentra ejecutado una parte del proyecto (100.000 euros invertidos en la canalización para la red soterrada y el transformador). Para poder finalizar el proyecto se han mantenido varias reuniones promovidas por la FCQ y el Ayuntamiento de Tella-Sin. Se han realizado dos reuniones una en mayo de 2016 y otra recientemente en febrero de 2017, en las que han participado el Ayuntamiento Tella-Sin, la FCQ, el Servicio Provincial de Industria, la Diputación Provincial de Huesca (DPH), el Instituto Aragonés de Fomento (IAF) y ENDESA, acordándose que cada una de las partes pondrá financiación para la ejecución total del proyecto. Esperemos que sea una realidad la llegada de luz por red eléctrica durante 2017.

Fuente: http://www.quebrantahuesos.org