Foto: SobrarbeDigital.
Dos técnicas de Patrimonio del Ministerio de Cultura del Gobierno de España están llevando a cabo una evaluación de la seguridad en el Castillo de Aínsa. Por el momento se han centrado en dos zonas, la primera en una de las esquinas donde no hay ninguna torre reconstruida pero sin embargo resulta ser un punto muy interesante para los visitantes aunque con una falta evidente de seguridad.

En este punto además hay que recordar que hace unos años se realizaron excavaciones arqueológicas que por falta de recursos económicos tuvieron que interrumpirse.

La segunda zona vulnerable que han considerado son las barandillas que recorren todo el perímetro del Castillo y que no cumplen las condiciones de seguridad establecidas. Es un riesgo, sobre todo, para los más pequeños. Una vez finalizado el informe efectuado por las técnicas se lo entregarán a los responsables de Patrimonio.

El Ayuntamiento de Aínsa queda ahora a la espera de su evaluación definitiva y de la partida de dinero que la Administración central destinará al Castillo. Cabe decir que es el Ministerio de Cultura su propietario.

El alcalde de Aínsa, Enrique Pueyo ha hablado también de las filtraciones de agua que hay tanto en la Torre del Homenaje como en la que está ubicada la Oficina Comarcal de Turismo.

Imágenes realizadas este lunes