Lambán durante la conferencia de presidentes autonómicos con el presidente Sánchez.

El presidente de Aragón, Javier Lambán, ha avanzado, que, a partir del 8 de junio, llegados previsiblemente a la fase 3 de la vuelta a la normalidad, decretará la movilidad entre provincias de la comunidad, cuando se convierta en la autoridad delegada para decidir cuestiones contempladas en la orden estatal publicada ayer en el BOE que flexibiliza determinadas restricciones.

La fecha está calculada en función de los datos sanitarios que en las últimas fechas permiten ser muy optimistas, dado el bajo número de contagios, ingresos hospitalarios y defunciones.

Con ello, permitirá también mayor protagonismo al medio rural y flexibilidad para el turismo de interior, sector para el que ha solicitado la apertura de fronteras –a ser posible pactado con Europa- y la movilidad interprovincial en las primeras 24 horas de entrada en la fase 3, además de estudiar otras medidas para el comercio o la hostelería. 

De hecho, esta misma semana la Comunidad de Aragón ha pedido ya autorización para establecer las modificaciones, ampliaciones o restricciones, en los términos a los que se refiere el artículo 4 del RD 537/2020, de 23 de mayo, por el que se prorroga el estado de alarma para adaptarla mejor a la evolución de la emergencia sanitaria en el territorio.

El presidente Lambán también ha pedido, durante la duodécima videoconferencia de presidentes autonómicos con el presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, políticas de apoyo al sector del transporte y del automóvil, liderando iniciativas que no le hagan perder la posición preferente que tenía hasta ahora, aprovechando el inicio de la fabricación del coche eléctrico en la planta de PSA en Zaragoza.

 

Foros multilaterales

El presidente de Aragón se ha mostrado partidario de no ceder protagonismos a partidos o pactar en foros bilaterales la negociación de cuestiones de Estado, como el reparto de los fondos de la Unión Europea para la reconstrucción o la gestión del Ingreso Mínimo Vital aprobado esta semana por el Gobierno central, cuestiones por las que ha dicho sentirse “satisfecho” y ha felicitado por ello a Pedro Sánchez.

Javier Lambán ha comenzado su intervención en la videoconferencia de presidentes, reparando en dos noticias de alcance de esta semana, como el fondo de la Unión Europa para la reconstrucción económica y social y la aprobación del Ingreso Mínimo Vital, cuestiones por las que ha dicho sentirse “profundamente satisfecho como español, como europeo y como socialista”. Al mismo tiempo, ha apuntado sobre estas dos cuestiones, la conveniencia de la participación activa de los gobiernos autonómicos en ese gran pacto para la reconstrucción nacional y también ha defendido que fueran gestores de algunas de las políticas desarrolladas a partir del fondo europeo de recuperación.

Lambán ha observado que este tipo de decisiones deberían definirse en foros multilaterales, no reducidos al Gobierno y a determinas comunidades autónomas e incluso partidos políticos con representación en una única comunidad autónoma. El propio instrumento de diálogo de las videoconferencias es, a su juicio, un foro de estas características, donde los presidentes “defienden un proyecto común de España y la igualdad de derechos de todos los españoles”.

Con respecto al Ingreso Mínimo Vital ha dicho que “nadie en Aragón va a entender que algunas comunidades autónomas puedan gestionarlo íntegramente y las demás no cuenten con la misma opción”. Lambán ha subrayado que en Aragón existe una figura similar desde 1993 –en referencia al IAI- y cree que a pesar de tener menos recursos que otras comunidades, “no hemos sido menos excelentes en la gestión de este tipo de ayudas” y ya ha adelantado que, al igual que han solicitado otras comunidades, Aragón también pedirá su gestión.

Ayudas a sectores punteros

Como Comunidad Autónoma que alberga una importante producción de automóviles, ha compartido la preocupación por el futuro del sector, mirando lo que ocurre en Francia, donde las ayudas al sector “pone en jaque la posición de predominio que, junto con Alemania, ha ostentado España en las últimas décadas”, con instalación de puntos de recarga, ayudas multimillonarias de hasta 9.000 millones de euros para el sector y la investigación del coche eléctrico. Lambán cree que “debemos redoblar esfuerzos para no perder oportunidades y para tratar de liderar la fabricación del coche eléctrico, cuya producción comenzó hace unas semanas en la planta de PSA en Zaragoza”.

También en relación con el transporte, el presidente aragonés ha relatado que su ejecutivo está siguiendo con interés el plan del ministro Ábalos para ayudar al sector. Cree que hay asuntos que se deberían atender como el transporte escolar “que ha sufrido quebrantos brutales durante esta crisis” y que reclama la ampliación de la vida útil de estos vehículos, como ha hecho Francia o Alemania. También ha propuesto aclarar situaciones como la dispar ocupación de distintos medios de transporte, comparando el aforo del 50% para autobuses y el 100% para aviones, “lo que es dificílmente explicable”.

Lambán también ha hecho mención de otro problema que ya hace un par de meses se planteó por parte de Aragón, con respecto a los préstamos ICO, para sumar a entidades financieras autonómicas para gestionar los créditos, “que no se está gestionando suficientemente bien” para llegar al eslabón más débil de la cadena, como pequeños hosteleros, comerciantes, autónomos “que lo están pasando francamente mal”.

Medio rural
La decisión de permitir la movilidad interprovincial también la vincula con su reclamación de dar más protagonismo al medio rural implementando medidas que aprovechen la ventaja de la baja densidad demográfica para agilizar la vuelta a la normalidad. A su juicio, se trata de no perder oportunidades como la que se puso en marcha con la Orden 427/220, de 21 de mayo, que contemplaba medidas de avance de fase 2 sobre la fase 1 y que, a su juicio, llegó tarde y ahora “se ha desaprovechado esa misma oportunidad para avanzar a la fase 3 para verse atendida”. “Hemos defraudado bastantes expectativas”, ha lamentado Lambán, por lo que ha instado a hacer lo posible para recuperar la «credibilidad perdida» en ese terreno.

En el medio rural también tienen lugar otras situaciones, como la de las cuencas mineras en Teruel. Hace año y medio se anunció el cierre de la central térmica de Andorra “y desde entonces no se ha desarrollado ninguna medida concreta para la recuperación industrial de la comarca”, ha expuesto, si bien ha recordado que desde Aragón existen varias iniciativas avanzadas y ya hay trabajos iniciados con el Ministerio de Transición Ecológica.

Además, en la provincia de Teruel también se sufrieron los estragos de la tormenta Gloria hace pocos meses. “A desastres previos se ha superpuesto el de la pandemia”, por lo que ha pedido que el Gobierno se tome interés y considere “prioritarias” estas dos cuestiones, para que las ayudas lleguen cuanto antes a los afectados por la tormenta y que la transición justa se refleje en medidas concretas.

A este respecto, ha recordado la propuesta del alcalde de Andorra, Antonio Amador, para que la fabricación y almacenamiento de material médico y asistencial pueda tener alojo en esta parte del territorio aragonés que hay que reindustrializar porque este mes se va a quedar sin ningún empleo y que hay que abordar de manera rápida y está sufriendo una pandemia detrás de otra.