La Transpyr Coast to Coast un año más ha vuelto a pasar por Aínsa (cuarta etapa) y de nuevo ha dejado “muy buenas vibraciones” han comentado desde la organización de la prueba. Con un total de 400 corredores inscritos de 24 nacionalidades.

Este año la meta se instalaba en el parquing de la Escuela Infantil y los ciclistas iban llegando por la escollera de El Cinca, una vez allí limpiaban sus bicis y seguían el camino hacía el polideportivo municipal de Aínsa donde además de descansar se hizo entrega de regalos, y de una cena servida por Casa Ruché de Plan para 450 personas, según nos confirmaron.

Un cambio que ha favorecido sobre todo a los corredores ha explicado el primer teniente de alcalde de Aínsa, José Luis Bergua.

La Transpyr continúa su andadura y este jueves por la mañana ha salido desde la emblemática Plaza Mayor de Aínsa dirección a Jaca.

David Suarez, director de carrera de la Transpyr ha comentado que a pesar de algunos contratiempos les acompaña el buen tiempo. 

Galería de imágenes. Fotos: SobrarbeDigital