Las familias podrán solicitar las prestaciones de comedor y las ayudas de libros de texto del 21 de junio al 4 de julio. Educación destina 10,3 millones para el servicio de comedor y más de 3,5 millones para libros.

Las familias que quieran pedir una prestación de comedor gratuito o una ayuda para libros de texto para el curso 2018-2019 podrán presentar su solicitud desde el 21 de junio hasta el 4 de julio, ambos incluidos. El Departamento de Educación, Cultura y Deporte ha enviado a los centros educativos la información para iniciar el proceso y la convocatoria se publicará en el Boletín Oficial de Aragón (BOA) este miércoles.

Las solicitudes pueden presentarse en el centro educativo (hasta el 29 de junio) o bien en el Servicio Provincial de Educación correspondiente o en los registros oficiales (hasta el 4 de julio).

Las prestaciones de comedor cuentan con un importe de 10.320.000 euros y los beneficiarios disfrutarán de la gratuidad del servicio desde el primer día de clase hasta el último, incluyendo los periodos de jornada continua de septiembre y junio. Además, la aportación cubre el 100% de la cuantía del servicio.

El próximo curso recibirán esta prestación todos aquellos cuya renta anual de la unidad familiar no supere el doble del IPREM (12.908,06 euros/año). Hay que recordar que el Gobierno de Aragón ha incrementado en un 30% el presupuesto para becas de comedor en esta legislatura.

Fotos: SobrarbeDigital

Por otro lado, todos aquellos alumnos/as que hayan contado con ayuda de comedor durante este curso, la recibirán también en verano, sin tener que hacer una nueva solicitud para los meses estivales. Esta es una de las mejoras que el Gobierno de Aragón ha incluido en estas prestaciones.

Las becas para material curricular oscilan entre los 100 y los 230 euros por solicitante según la etapa educativa y cuentan con un presupuesto de 3.515.000 euros. La ayuda cubre el 100% del coste del material.

Los pliegos de comedor, a licitación
El Departamento de Educación publicó el viernes los pliegos técnicos de los comedores públicos y, esta semana, las empresas pueden presentar ya sus propuestas. La licitación del contrato tiene una cuantía de 35,3 millones y supondrá mejorar la calidad, el control y la participación en el servicio.

Una de las novedades de estos pliegos es que dotan a la Administración de mecanismos de control sobre la calidad del servicio y los menús. Y ese control se hará con la participación de las familias y profesorado, que comunicarán a Educación las sugerencias de mejora y, el Departamento, a su vez, las hará llegar a las empresas