Imagen del edificio. Foto: DPH.

Tres meses después de decretar el cierre de La Cartuja de Las Fuentes, y gracias a la mejora de la situación sanitaria generada por el Covid-19, la Diputación Provincial de Huesca (DPH) retoma los trabajos de recuperación del cenobio.

En concreto, ha sacado a licitación la consolidación y restauración del atrio del edificio principal por un valor aproximado de 86.400 euros.

Esta obra se enmarca en la cuarta fase de las obras de rehabilitación de este espacio, que contempla también una actuación en el claustrillo, el saneamiento de los patios interiores y la consolidación de pinturas en riesgo, además de la rehabilitación de la cubierta de las antiguas porterías, cuyos trabajos finalizaron hace unos meses. Está previsto que la inversión prevista en esta cuarta fase supere los 620.000 euros.

“Después de haber salvado el conjunto de la ruina y de conseguir lo más urgente, que era paralizar el deterioro y acabar con las cubiertas para proteger las pinturas, ahora es necesario ofrecer a quienes llegan una zona de recepción y servicios» explica Elisa Sancho, Vicepresidenta de la DPH. Está previsto convertir las antiguas porterías en un centro de recepción de visitantes. Este edificio consta de dos plantas, que albergaban el antiguo comedor y una zona de cocina, distintas habitaciones y alcobas y el acceso a lo que en su día fue una pequeña bodega.

Paralelamente a estos trabajos, la DPH trabaja en un protocolo para la reapertura al público de las instalaciones en el horario habitual, aunque todavía sin fecha concreta. La Cartuja de Las Fuentes suscita cada año más interés entre los vecinos de Los Monegros y turistas que llegan desde diferentes puntos de la geografía española. Solo el año pasado recibió 3.968 visitantes.

Las obras que se están llevando a cabo en La Cartuja de Las Fuentes están cofinanciadas al 50% por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) en el marco del programa operativo 2014-2020, cuyo lema es “Construyendo Europa desde Aragón.