Foto: SobrarbeDigital.

Gran ambiente se ha vivido en la plaza Mayor de Boltaña. Más de 2.500 personas han disfrutado en Boltaña del olor, sabor y textura de la trufa negra producida en el Alto Aragón en la décimo tercera edición de Trufa-te.

Una abarrotada plaza Mayor de Boltaña ha acogido Trufa-te, este sábado el mejor escaparate para conocer las cualidades de este hongo que cada año congrega a un mayor número de curiosos, consumidores habituales, productores y profesionales de la gastronomía. Además de la degustación de este diamante de la cocina, para la que se han utilizado casi 8 kilos y medio de trufa negra, había también un espacio para su compra, todo amenizado por la música en directo de Ana Diáfana & Iñaki Zuazu y Toto Naredo.

El presidente de la Diputación Provincial de Huesca ha destacado “la importancia del cultivo y consumo de la trufa para el desarrollo de nuestro territorio. Una muestra de ello es el hecho de que esos más de 8 kilos utilizados en esta jornada provenían de diferentes puntos de la provincia”. En este sentido, Miguel Gracia ha apuntado que “su producción no se concentra en una sola zona, sino que en diferentes puntos del Alto Aragón, la tuber melanosporum genera empleo, riqueza y, por lo tanto, asienta población”.

Miguel Gracia, presidente de la DPH.

Gracia ha inaugurado esta jornada junto al alcalde de Boltaña, José Mari Giménez, acompañados de truficultores, responsables comarcales y municipales del Sobrarbe y del sector empresarial.

Sobre esta multitudinaria cita gastronómica, José Mari Giménez ha remarcado “el trabajo y el esfuerzo de los hosteleros de Boltaña, que junto a la Escuela de Hostelería de Guayente han sabido estar a la altura de esta celebración festiva a nivel provincial”. Además, tras este evento de gran repercusión confía en hacer de Boltaña “un lugar de visita también por la calidad de su gastronomía local y hacerlo más conocido para el turismo y las empresas de restauración”.

José Mari Giménez, alcalde de Boltaña.

La buena recepción con la que cada año cuenta Trufa-te y otros eventos como los carnavales de Bielsa y de Torla-Ordesa también han hecho posible que muchos turistas hayan completado su fin de semana en el Sobrarbe.

En la fiesta por excelencia de la trufa negra de la provincia, este suculento hongo ha brillado con luz propia durante toda la jornada, que arrancaba en la plaza Mayor de Boltaña a la 12 del mediodía con sol y mucha expectación. La inauguración del evento daba paso a la apertura del punto de venta de trufa fresca, habilitado para la ocasión por la Asociación de Recolectores y Cultivadores de la Trufa de Aragón.

José Manuel Bielsa Manzano, presidente de la Comarca de Sobrarbe.

Este año, han sido casi 8 kilos de trufa los trasladados desde el mercado de Graus para venderlos al detalle al precio de 70 céntimos el gramo. En concreto, las trufas puestas a la venta procedían principalmente de las zonas de mayor producción, como son Sobrarbe y La Ribagorza, por ser pioneras en la provincia, aunque también ha habido lotes de tuber melanosporum cultivadas en Alto Gállego y Jacetania, donde ya empiezan a recoger los resultados, por tratarse de cultivo lento, de largo plazo.

Foto: SobrarbeDigital.

 

Precisamente, David Royo, actual presidente de los truficultores, ha hecho hincapié “en la importancia de dar a conocer este cultivo, que ya ocupa casi 1.700 hectáreas solo en el Alto Aragón y que es capaz de ofrecer otra vía agrícola al sector y extender la producción tradicional de trufa del monte en forma de plantación por toda la provincia”. Sobre la calidad de la trufa de esta temporada, Royo ha destacado que este año el aroma es superior y que debido a las altas temperaturas que estamos teniendo, la recolección acabará antes.

Foto: SobrarbeDigital.

En esta edición de trufa-te se han vendido más de 8.000 tapas maridadas con vinos de la DOP Somontano, cervezas Mahou y San Miguel o Aguas Veri. Todas ellas han sido elaboradas por seis establecimientos boltañeses de restauración (Hotel Monasterio de Boltaña, el Bar Aragonés «Mauro”, los bares Restaurante “Meridiano” y “La Goleta”, “Casa Coronel” y la Panadería “Río Ara”), que han contado con la ayuda de los alumnos de la Escuela de Hostelería Guayente.

Foto: SobrarbeDigital.

Apuesta por el cultivo de la trufa negra en toda la provincia
La Diputación Provincial de Huesca convoca cada año subvenciones para el fomento del cultivo de la trufa negra. Hasta el próximo 4 de marzo permanecerá abierta la convocatoria de 2020 en las dos modalidades habituales: para el establecimiento de nuevas plantaciones con una superficie mínima de 2.000 metros cuadrados y para la mejora de las ya existentes, mediante la concesión de hasta 2.500 euros por hectárea para mejorar el sistema del riego en cada parcela. En el primer caso, se costearán las inversiones para instalar cercados, con una cuantía máxima de 20.000 euros. Mientras que en el segundo, se contempla sufragar los gastos derivados de la distribución de aguas, realización de pozos y otros sistemas de almacenamiento para conseguir las condiciones más optimas.

Pero además de la convocatoria anual de subvenciones para el cultivo, la institución apuesta por dar a conocer este hongo gastronómico en todo el territorio altoaragonés. Por eso, Boltaña ha sido este año el enclave elegido para la celebración de esta cita, pero desde sus comienzos ha pasado ya por 10 localidades del Alto Aragón: partiendo de Huesca, donde se dio el pistoletazo de salida a esta feria itinerante, trufa-te llegó en su segunda edición a Barbastro (donde volvería seis años después, en su VIII edición), luego recaló en Jaca (que repetiría nueve años más tarde, en 2019), Aínsa, Tamarite de Litera, Sabiñánigo, Graus, Binéfar, Fraga y Monzón.