Fotos: DPH.
Un pelotón de 240 ciclistas y aficionados se subieron a la bici en Huesca con el mismo objetivo, el de hacer visible y avanzar en la concienciación acerca de que el respeto y la seguridad en la carretera es cosa de todos.

La provincia de Huesca ya es conocida como territorio de dos ruedas, en el plano de las competiciones o del ocio deportivo, y ahora quiere serlo también por su apuesta en la seguridad vial. El primer paso ha sido esta Marcha promovida por el Club Ciclista Oscense y la Diputación Provincial de Huesca (DPH) cuyo trazado ha discurrido por la ruta que va a ser la primera segura para el cicloturismo, la próxima acción.

“Compartimos un espacio que es la carretera, hay cabida para todos”; “día reivindicativo y de disfrutar de la bici”; “hace falta, sobre todo, concienciación”; “hay demasiados accidentes por no respetar las normas de circulación”; “hay que reivindicar el respeto mutuo entre ciclistas y coches”; “respetar el metro y medio de separación para que el ciclista vaya seguro”.

Son alguno de los mensajes que han expresado en esta jornada el presidente de la Comisión de Cultura, Educación y Deporte de la DPH, Francisco Mateo, y el alcalde de Huesca, Luis Felipe, además del máximo responsable de la Federación Aragonesa de Ciclismo, Luis Marquina, y el director provincial de Tráfico, Andrés Fernández del Río, quienes han dado la salida acompañados por el presidente y vicepresidente del Club Ciclista Oscense, Miguel Bergua y José Manuel Ballarín, el diputado provincial Luis Arduña o Sergio Pérez, coordinador del recientemente creado plan de la bici de la Diputación, del que forma parte esta actividad.

Todos defendieron este domingo la convivencia entre ciclistas y vehículos en la calzada, algo en lo que coinciden ha habido avances pero el aumento en la circulación de bicicletas exige conocer y respetar las recomendaciones y deberes de cada una de las partes implicadas donde sigue habiendo desconocimiento, tal como reconocían muchos de los participantes. Es una realidad todavía compleja que ha dejado en lo que va de año más de una treintena de accidentes en la provincia, con una víctima mortal, y a nivel estatal en las carreteras se superan los 3.000 accidentes y los treinta fallecidos, según datos de la DGT.

A esta causa se sumaba el handbiker Diego Ballesteros, quien sabe muy bien de qué habla porque va en silla de ruedas tras un accidente de bici, pero eso no ha sido acicate para convertirse en campeón de España de ciclismo adaptado. Ha sido el encargado de dar lectura al manifiesto con el lema ‘Por un ciclismo más seguro’ y reclamar reformas legislativas, en la planificación de las infraestructuras viarias “y por encima de todo pedimos que se nos respete”, ha dicho el ciclista barbastrense.

El texto recoge las principales reivindicaciones de este colectivo que pide cambios en la legislación para conseguir una mayor protección en la práctica de este deporte, entre los que está la reforma del código penal para el aumento de las penas a los conductores ante accidentes por imprudencia, un plan estatal de la bicicleta y la aplicación estricta del reglamento de cara a proteger que se considera más vulnerable. En este punto, han citado expresamente el “respeto al metro y medio salvavidas”, el “control y sanción de las infracciones en adelantamientos a ciclistas”, su “consideración como una unidad en las rotondas” y el tener en cuenta que “se puede circular en paralelo”.

Jornada deportiva por la Hoya de Huesca en sesenta kilómetros.
La Marcha salió a las 9 en punto de la mañana desde Huesca con cerca de 200 participantes hasta Ayerbe, por la A-132, donde les esperaba un tentempié de longaniza con pisto coincidiendo con la Feria de alternativas rurales del Prepirineo. Han continuado en dirección a Loarre por la A-1206 hasta Bolea para después girar a la izquierda por la HU-V-3141 hasta Banastas. Allí se desviaron para llegar a Yéqueda donde se han unido el medio centenar de personas que integraban las rutas familiares de YéquedaBici y la Peña Cicloturista para llegar juntos cerca de las 13 horas a la meta ubicada en las inmediaciones del Palacio municipal de Deportes de Huesca, donde ha seguido la jornada de convivencia y se han sorteado los bonos regalo de Podoactiva, Ciclos Cored, Ciclos Nueno, Factor Bike, Osca Bike Ciclos Alonso, TowCar o Enganches Aragón.

Esta ruta es frecuentada todos los días del año por ciclistas de la provincia al ser una carretera que resulta atractiva por la sinuosidad y desniveles asequibles que, además, conduce a la subida del Castillo de Loarre. A día de hoy ya se cuentan con todos los permisos para colocar la señalítica y que se den las condiciones para que sea la primera ruta para el transito seguro de ciclistas, una de las más inmediatas acciones incluidas en el Plan de la Bici de la DPH, en este caso en colaboración con las comarcas altoaragonesas. Además de los tramos Huesca-Ayerbe (A-132) y Ayerbe-Bolea (A-1206) y Bolea-Yéqueda (HU-V-3141) y el de Loarre, la DGT también ha elegido otros dos en la provincia: el Huesca-Nueno (N-330) y Sabiñánigo-Jaca (N-330).

Entre los más de doscientos participantes, los había de la capital altoaragonesa y llegados de diferentes puntos de la provincia de Huesca, incluso algunos de Zaragoza o de otras comunidades. Entre los clubes, además del CC. Oscense los había del Huesca Bike, de los clubes ciclistas de Monzón, Jaca, Binéfar, Barbastro, Graus, Sena, del Mayencos, de la Peña Ciclista Edelweiss, del Esteve, Peña Guara o del Pedal aragonés de Zaragoza, del club deportivo granadino Huétor Tájar o del equipo BiciLokura, de Vitoria.

La concentración que convocó el pasado año la Federación Aragonesa de Ciclismo ante varios trágicos accidentes y el apoyo al ciclista y también profesional de la comunicación José María Pardina fueron el germen de esta iniciativa que quiere tener su continuidad el próximo año.