En Margudgued hay muchos perros, pero algunos de sus dueños no recogen sus cacas.

Me gusta Margudgued, me gusta el campo, pero no me gustan las cacas, ni de perros ni de gatos.

Pilar P.