Chunta Aragonesista (CHA) ha registrado mociones en el Ayuntamiento de Aínsa y en la Comarca de Sobrarbe, acordes con la normativa europea e internacional, con la que exigir la protección y seguridad jurídica de las mujeres en relación con sus derechos sexuales y reproductivos, dentro de una sociedad democrática y laica, libre de imposiciones religiosas. 
Para Agustín Muñoz, “la actual normativa es útil, no genera problema alguno, reconoce un plazo para que las mujeres puedan libremente decidir si siguen adelante o no con un embarazo y su derogación nos retrotrae a más de tres décadas, ya que la propuesta del PP recorta la libertad y la autonomía de las mujeres en relación a su sexualidad y su libre decisión sobre su maternidad, exponiéndolas a un mayor riesgo para la salud”. 
La reforma de la Ley de Salud Sexual e Interrupción Voluntaria del Embarazo que impulsa el Consejo de Ministros supone la “vuelta a los abortos en la clandestinidad, con riesgos para la salud de las mujeres que no tengan dinero suficiente para pagar informes médicos favorables o viajes al extranjero”, ha señado Agustín Muñoz, portavoz de CHA en el Ayuntamiento de Aínsa y en la Comarca de Sobrarbe.
Esta formación política, ha explicado, que el objetivo de un gobierno debe ser procurar soluciones a los problemas. Sin embargo, en el caso del PP, el Gobierno de España no hace sino crear problemas donde no los había, teniendo como fin último la restricción de los derechos y libertades públicos y privados.
Penalizar el aborto y retroceder hasta una ley más restrictiva que la de 1985 es “injustificable en democracia porque destroza el derecho de las mujeres a decidir sobre su propia maternidad”, ha señalado Muñoz, quien critica que “las mujeres según la propuesta del PP, son consideradas ciudadanas de segunda”.
Desde CHA se critica duramente a “un gobierno que actúa al dictado de la Conferencia Episcopal, que discrimina y que busca el sometimiento de las mujeres implantando su propia moral a toda la sociedad”, ha explicado Agustín Muñoz, quien exige al Instituto Aragonés de la Mujer (IAM) “la defensa contundente de los derechos de las mujeres, hoy, más que nunca, en vez de acatar las políticas del gobierno PP y PAR y callarse ante semejantes atropellos”.