Foto. imagen de rosarios. Sobrarbe Digital.

Avance de la homilía del párroco de la iglesia de Boltaña, Juan Diego Tamayo para este domingo 1 de junio.

LECTURA DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN MATEO 28,16-20

En aquel tiempo, los once discípulos se fueron a Galilea, al monte que Jesús les había indicado. Al verlo, ellos se postraron, pero algunos vacilaban. Acercándose a ellos, Jesús les dijo:

— Se me ha dado pleno poder en el cielo y en la tierra. Id y haced discípulos de todos los pueblos, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo; y enseñándoles a guardar todo lo que os he mandado. Y sabed que yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo.

Palabra del Señor.

Nuestra vida en el Sótano del fracaso.

Progresar no es malo; es bueno, esto implica sus sacrificios, pero obtener una posición social, religiosa, económica, política, no es malo. Nuestra vida tiene la misión de irse alimentando cada día en todas sus dimensiones y tiene la visión de buscar la plenitud.

Somos una semilla que necesita los nutrientes que importen la Realización personal y comunitaria, somos el camino que se hace desde el nacimiento hasta la eternidad y la plenitud solo se logra si se cultiva con la misma fuerza que nos obliga el querer gozar los anhelos de nuestra vida.

Lo triste es que en el ambiente general, el hombre no se da cuenta de sus logros y tiende a repetir sus fracasos, porque hace un trono para sus fracasos y un sótano para sus triunfos.

Hoy la Palabra de Dios nos invita a mantener en nuestra mente y en nuestro corazón el objeto por el que estamos aquí, mantener en nuestra vida el deseo constante de nuestra salvación, el anhelo de verlo presente y amarlo como a Nuestro Padre y Hermano y como a esa fuerza que nos da la verdadera felicidad.

Hoy la Palabra de Dios nos presenta a los apóstoles acudiendo a la cita de Jesús en el monte, la cita de la despedida de Dios echo hombre y resucitado; ellos lo reconocen y se postran, pero algunos, dudan hacerlo, vacilan; es la condición, es la experiencia del hombre que sabiéndose creado y sabiéndose salvado duda del que sube al cielo, porque está asustado por la misión que enfrenta y olvida que tiene el elemento para salir adelante: La Verdad. Esta asustado por la misión que enfrenta y es que no es fácil ver partir el que encaminaba toda la experiencia y quedarse mirando la cara de quienes ríen ante el fracaso y esto porque no saben que el triunfo no es del poder, el tener o el placer, no saben que el triunfo es el del AMOR.

Jesús ha estado y estará siempre con nosotros, hagamos lo que el dice, en su envío quiere que hagamos discípulos suyos y la misión del discipulado solo se gana, si se es testigo de la verdad, si se es testigo del amor, sin vacilaciones Presentar a Jesús como Nuestro Salvador.

Agradecemos al Dios que todo lo puede y le entregamos esta semana que hoy iniciamos, Bendito seas Señor, por ser nuestra Compañía todos los días, hasta el fin del mundo. Amen.

AUDIO: Juan Diego Tamayo, sacerdote de Boltaña