Foto: SobrarbeDigital.

El Consejo de Gobierno ha aprobado un decreto por el que se regula la organización y funcionamiento del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido. Se incorpora al Patronato la representación de todos los municipios ubicados en el área de influencia socioeconómica del parque, así como un representante de las asociaciones de empresarios con implantación en el área de influencia socioeconómica.

Asimismo, se modifica la composición de la Junta Rectora incorporando al Presidente del Patronato.

Al mismo tiempo, con la finalidad de fortalecer las funciones del Patronato y de agilizar su funcionamiento, se crea una Comisión Directiva. Su composición y funciones quedan diferenciadas de las atribuidas tradicionalmente al pleno.

Entre sus funciones están las de preparar las reuniones plenarias del Patronato, en concreto elaborar los borradores de informes, para su consideración por el pleno, sobre los planes anuales de trabajo o sobre proyectos de actuación compensatoria a realizar en el área de influencia socioeconómica, entre otros; velar por el cumplimiento de las normas que afecten al Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido.

Así como proponer al pleno cuantas gestiones y actividades considere oportunas en favor del Parque Nacional de Ordesa; informar, con carácter de urgencia, sobre cualquier clase de proyectos, trabajos, obras que se pretendan realizar en el interior del Parque y que no estén incluidos en los correspondientes planes y proponer medidas de difusión e información de los contenidos y valores del Parque Nacional.