Foto: Javier Blasco/DPH.

Dos proyectos audiovisuales y nuevas miradas sobre Sobrarbe y Los Monegros verán la luz con el concurso de artes visuales de la Diputación Provincial de Huesca (DPH).

Con una partida de 39.000 euros, la DPH ha subvencionado cuatro proyectos artísticos que indagarán sobre el concepto de viaje, el turismo de masas, la evolución de las formas y el valor del contexto del artista.

Han sido un total de 66 candidaturas, las presentadas a concurso este año, en una convocatoria que busca fomentar el rico talento artístico y el patrimonio altoaragonés en un ejercicio de apertura e incorporación de nuevas disciplinas.

La Diputación Provincial ha presentado un año más el fallo de su línea de concurso destinada a la promoción de proyectos artísticos relacionados con la provincia de Huesca. El principal objetivo de estas ayudas es favorecer e incrementar el rico patrimonio cultural del Alto Aragón, así como dar apoyo a artistas aragoneses para que desarrollen su potencial y todo su talento.

El presupuesto de este año destinado por DPH al concurso de proyectos de Artes Visuales tiene una cuantía de 39.000 euros destinadas a las cuatro modalidades de los que consta la convocatoria en la que se incluyen los formatos de artes audiovisuales, creación, investigación y comisariado.

La temática de los solicitantes seleccionados es diversa y abarca gran cantidad de temas relacionados con la identidad del territorio, el sentimiento de pertenencia y la naturaleza cambiante que aportan las nuevas miradas sobre lejanos escenarios o el paisaje altoaragonés. En su realización predominan los retratos individuales o colectivos y el análisis de la evolución de las formas.

Foto: Javier Blasco/DPH.

Por eso, el presidente de la Comisión de Cultura, Francisco Mateo, ha querido destacar el esfuerzo y compromiso realizado desde la Diputación de Huesca para mantener estas ayudas y ha reconocido el trabajo de las más de 80 personas que han participado en estos 18 años de becas en la valoración como miembros del jurado de los trabajos presentados y de los artistas seleccionados. “Se ha trabajado siempre en un ejercicio de apertura para que profesionales de otras disciplinas y de fuera de la Diputación de Huesca formaran parte de los jurados”, ha señalado Mateo.

También ha tenido palabras de agradecimiento al esfuerzo de los 50 artistas que ya han pasado por la convocatoria, la técnica de Artes Plásticas de DPH, María González, presente para la lectura de la concesión de las ayudas, quien se ha referido a la trayectoria de unas becas que ya cuentan con un amplio reconocimiento en el mundo del arte en la provincia. Situándose además, tal y como ha puntualizado, “a la cabeza como convocatoria que ha sabido adaptarse y ampliarse a las necesidades a lo largo de su historia tanto del área, como a las imposiciones marcadas por la propia administración”.

De las cuatro modalidades de ayudas que recoge el fallo de esta convocatoria, las nombradas en honor a Ramón Acín son las más antiguas, y están dirigidas a apoyar a artistas visuales de cualquier disciplina que decidan desarrollar un trabajo, vinculándolo desde una perspectiva propia, al territorio de Huesca.

Los proyectos suvenciones en su XVIII edición han sido lo de Alicia Ferrer y Cinta Tabuenca por su proyecto Turismo Azaroso. Ambas han estado presentes esta mñana en la cita para explicar en primera persona un proyecto “que desarrolla la idea de viaje basado en el turismo experimental, en el juego y en el azar”, según ha traslado Cintia Tabuenca a los medios. Como artistas y amigas que habían colaborado juntas antes emprenderán un viaje hasta la ciudad de Estrasbugo marcado por las directrices atípicas y dadaísta del fundador de la TourEX en 1990, Joël Henry, hasta llegar a él.

La finalidad será dar forma a un diario fílmico que a modo de manual propone maneras de viajar alejadas del turismo tradicional. En concreto, serán en torno a diez días los que les lleve a conocer al creador de esta forma de viajar alternativa. Por su parte ellas, tal y como ha explicado Alicia Ferrer, “están abiertas a lo que pueda suceder en una ruta en la que se irá defiendo la forma del documental en un montaje en el que se combinarán “imágenes desde su partida en coche y del resto de lugares agenos con entrevistas y reflexiones propias”.

En esta ocasión, el viaje en su concepto turístico estará doblemente presente imbricado como novedad este año a la temática del programa Visiona para 2020 que está dedicada al turismo. En este sentido, la técnico de Artes Plástica ha comentado esta confluencia temática en la de la ayuda que DPH otorga al sector audiovisual con la de creación como vinculación azarosa de dos proyectos que “son completamente diferentes aunque en muchos aspectos pueden ser complementarios, pero que parten de dos premisas muy distintas que es lo interesante”.

Con un presupuesto de más de 9.000 euros y para fomentar la producción de largometrajes, cortometrajes, mediometrajes, documentales o videoclips en la provincia, la ayuda de DPH ha recaído sobre el proyecto fílmico Prora. Complejos de destino de Irene de Andrés Vega, la artista de raíces oscenses nos adentra en un documental situado en uno de los complejos turísticos más extensos que comenzó a ser construido por el régimen nazi en la isla de Rügen (Alemania), a orillas del mar Báltico.

La obra fue paralizada por el estallido de la Segunda Guerra Mundial y tras casi medio siglo de abandono, Prora empieza a tener una nueva vida, en cierto modo cumpliendo con su propósito original. Sobre estos y otros aspectos se propone reflexionar De Andrés basándose en la evolución de las formas de ocio y las nuevas maneras de entender el viaje y el paisaje.

Se han ido sumando nuevas iniciativas que aportan ideas y dan cabida a otro tipo de proyectos hasta completar las cuatro líneas de subvención que se han resuelto hoy. En este sentido, la DPH creó para ayudar a recuperar el patrimonio cultural de la provincia que corría peligro de caer en el olvido, la partida destinada a la investigación de fondos fotográficos Ángel Fuentes, que alcanza su quinto año de vida.

Dotadas con un presupuesto de 6.000 euros, este año la subvención recae en Convadonga Martínez, doctora en Bellas Artes con una tesis relacionada con la fotografía española en los años veinte y treinta del siglo XX, y en su proyecto El Sobrarbe en la fotografía. Ismael Pascual Torres en contexto, un complejo trabajo de investigación y conservación sobre más de 1.000 fotografías en soporte de vidrio y plástico que servirán para dar a conocer la visión de una serie de fotógrafos que como Ismael Pascual visitaron los diferentes municipios de Sobrarbe en busca de las bellezas naturales, sus tipos y tradiciones o su arquitectura popular.

La benjamina del grupo, que continúa este año tras el éxito de las tres convocatorias anteriores, es la dedicada a proyectos culturales. Dotada con 3.000 euros, este cuantía va destinada a apoyar el trabajo de quienes reúnen, componen y promocionan las exposiciones que permiten al público acercarse al mundo artístico.

Manuel Asín, Isabella Lenzi y David Bestué son los depositarios de esta edición con su proyecto Tres términos. David Bestué, desde donde se ofrece una mirada renovada y transdisciplinar del paisaje de Los Monegros.

El eje del proyecto consiste en la instalación de tres esculturas del artista barcelonés David Bestué durante unos meses que serán motivo de una serie de activaciones, como serán una mesa redonda, visita con un naturista y la elaboración de una plataforma digital orientada a la documentación y geolocalización de las piezas.