Foto: exterior del colegio público, en Tierrantona. SobrarbeDigital.

El municipio de La Fueva cuenta con un vasto territorio en el que se distribuyen más de 20 pueblos, a los que el Ayuntamiento se ha preocupado especialmente de instalar una infraestructura de servicios básicos para atender las principales necesidades de los vecinos. José Ramón Laplana, alcalde del municipio, se encuentra al frente de un equipo que durante la última legislatura ha conseguido que todos los pueblos habitados del Valle de La Fueva cuenten, al menos, con un buen abastecimiento de agua y unas comunicaciones “propias del siglo XXI, teniendo en cuenta nuestras limitaciones y recursos”, asegura Laplana.

El alcalde indica que el futuro del municipio debe seguir por las mismas líneas de mantener e impulsar los servicios básicos. Además señala que espera que el nuevo Gobierno de Aragón tras las elecciones no olvide, como ocurre ahora, el papel básico de la agricultura de montaña y el factor de desarrollo del turismo. “Apoyar la agricultura de montaña es básico, lo mismo que impulsar el turismo vinculado a la naturaleza, el patrimonio o la BTT”.

“En un territorio tan amplio, buena parte de los recursos se los lleva el mantenimiento de las infraestructuras y servicios básicos, aunque gracias a la gestión realizada por el Equipo de Gobierno, el Ayuntamiento ha podido hacer inversiones importantes en el asfaltado de diferentes carreteras, o en la instalación del alumbrado público en Trillo”, indica.

Una vez conseguidos los servicios básicos prácticamente en todos los pueblos de La Fueva, el principal objetivo del Consistorio es continuar con las mejoras globales y otras parciales como la adecuación del colegio a las necesidades actuales del municipio: “La principal lucha del Ayuntamiento es conseguir un colegio digno para nuestros niños. Asegurados las cuestiones básicas, el objetivo es ir incorporando otra serie de servicios que ayuden a las familias a asentarse en el territorio y valorar nuestro valle como un buen lugar para establecerse”, explica el alcalde.

En este sentido, el Consistorio ofreció a la Dirección Provincial tomar la iniciativa de la mejora del centro educativo con recursos propios, pero desde Huesca les negaron la solicitud por entender que no es una competencia municipal, una situación que Laplana tacha de “poco responsable”.

No obstante, el Ayuntamiento seguirá invirtiendo dinero y apoyando al AMPA en todos aquellos asuntos en los que puede intervenir, como en la subvención de actividades extraescolares, ya que “invertir en educación es una apuesta de futuro”, indican desde el grupo socialista fovano.

“Creemos que lo más importante que un Equipo de Gobierno ha de tener en cuenta es que al siguiente día de las elecciones debe gobernar para todos los vecinos, no sólo para los suyos, y ese es el espíritu que vamos a seguir abanderando en La Fueva con nuestro trabajo. Para eso hay que pisar la calle todos los días, conocer los problemas de los vecinos y contar con ellos a la hora de enfrentar cualquier problema”, comenta el alcalde.

Por otro lado, la oferta turística sigue creciendo en el Valle de La Fueva, con la incorporación de varias rutas BTT al centro Zona Zero, un proyecto con muchas expectativas de futuro, y con el arreglo y mantenimiento de bienes patrimoniales como molinos e iglesias. “Tenemos un potencial patrimonial y natural tremendo y tenemos que mejorar la explotación de este recurso vinculado a otros elementos con futuro como es la BTT y deportes sostenibles”, señala Laplana, que es consciente de que aún quedan pendientes algunas obras importantes, como la de la masadería de Tierrantona.

El equipo socialista tampoco se olvida de los ganaderos y los agricultores porque, según los socialistas, este sector “es un activo importantísimo para el territorio sobrarbense y debería poder asegurar el asentamiento de población en el territorio fovano, además de proporcionarle a la población productos de la tierra por ello se apuesta porque no se discrimine al agricultor de montaña o que podamos vender nuestros productos sin cortapisas en las explotaciones”.

Añade que “es evidente que faltan regadíos sociales ya demandados por la comarca, en el marco del proyecto de Eficiencia Energética, fundamental para el futuro que sean impulsado por el nuevo Gobierno de Aragón que entre tras las elecciones u otros vinculados con el desarrollo tecnológico o las comunicaciones como el asfaltado de la carretera de Caneto, un proyecto ya elaborado por la Diputación Provincial de Huesca. “El objetivo es que en los pueblos siga viviendo la gente porque la calidad de vida es buena y entre todos debemos contribuir a ello”, concluye.